La carga, todo por la carga. Y el camionero, ¿qué?

Cuando se publique este artículo estaremos a solo unos días de la festividad de San Cristóbal, patrón de los arrieros, más tarde de los camioneros y hoy de todos los conductores. Curiosamente la inspiración del título de este artículo me la dio un profesional del transporte y tuitero, Cristóbal @Cristobalmc1959. El Servicio desinteresado de San Cristóbal de ayudar a transportar a las personas a través del río, da origen a su patrocinio sobre todo lo relacionado con los viajeros y transportistas. Fijaros bien, “servicio desinteresado para transportar”. Eso es lo que busca la patronal a día de hoy, camioneros que realicen todo tipo de labores, incluso ajenas a su oficio, de forma desinteresada, o sea, gratuitas. Dicen que faltan 15.000 conductores, pero no advierten que todos ellos han de ser como San Cristóbal: porteador voluntarioso y generoso con la carga. Nada de mejorar las condiciones laborales de los conductores, nada de aumentar las nóminas a los asalariados o subir el precio del kilómetro a los autónomos, para qué, únicamente se necesitan santos y sacrificados profesionales dispuestos a todo, incluso a dejarse pisar su dignidad, por la carga. Todo por la carga.

todo por la carga

✍ Artículo de opinión publicado en la sección “El Diván del Transporte” (reflexiones sobre el sector) de Diario de Transporte 8 de JULIO 2018

Un nuevo giro en la estrategia de los cargadores

Hace unos días la asociación de cargadores Aeutransmer publicó en su web un artículo, que hacía referencia a un documento que se ha consensuado entre la propia Aeutransmer, Feique, Transprime y Aecoc por la parte de los cargadores y de CETM y ASTIC por la parte de la gran empresarial del transporte. Hace mención a una reunión mantenida en marzo y que tuvo que celebrarse a puerta cerrada, en el más absoluto secretismo y desconocida para la gran mayoría, en fechas del desplante de las asociaciones del sector del transporte al Foro de AECOC, en fechas de la reunión de Junta Directiva de CETM, allá cuando el entonces Director de Transporte de Fomento, Joaquín del Moral, daba de nuevo su respaldo a los cargadores y abogaba por las 44 toneladas.

El documento consensuado merece un análisis aparte, pero antes vamos a reflexionar sobre el porqué de la nueva estrategia de los cargadores. Las hemerotecas nos dan información abundante a este respecto:

En el pasado. Todo lo que los cargadores han solicitado a la patronal del transporte ha sido concedido, a excepción (quizás provisional) del aumento de la MMA para los camiones actuales hasta llegar a las 44 toneladas, sin embargo, sí consiguieron que saliese adelante la mayor aberración de la carretera, el megatruck de 60 toneladas y 25,25 metros de longitud. No vamos a entrar en las propuestas que los cargadores han logrado arrancar al sector del transporte porque la lista se haría interminable. Negociación propuesta por los cargadores = gol por toda la escuadra a los sufridos transportistas.

En la actualidad. Tal ha sido el despropósito y la domesticación del sector del transporte, basado en el clientelismo, y era tan evidente que al final las organizaciones, para no perder el apoyo de sus asociados ante la nefasta gestión realizada, comenzaron a decir NO a los cargadores, al principio en voz baja para acabar por ni aparecer en sus foros. La prepotencia de los cargadores se puso en tela de juicio. Pensaron “mejor abordar los temas que nos atañen con nuestros transportistas domesticados en petit comité” y sólo, cuando estemos más o menos seguros de algo, haremos público nuestros acuerdos.

En el futuro. Ya no tendrán a papá PP para amparar todas y cada una de las cuestiones que le planteen, ahora están los socialistas… cuidado. De entrada, el nuevo Gobierno les debe muchos enteros a los sindicatos, en especial a UGT (véase la mayoría de apoyos que obtuvo Pedro Sánchez en su elección como Secretario General del PSOE). Ábalos, Ministro de Fomento, en una de sus primeras intervenciones públicas con relación al transporte por carretera dijo incluir a España en la Alianza Europea de los nueve países contra el dumping social (alianza que rechazó el Fomento del PP). Así que, primero a cerrar acuerdos entre cargadores y patronal del transporte en secreto, evitando presiones e intromisiones, para luego abrumar entre todos a los nuevos cargos en Fomento y ganar la partida a pesar de la negativa de los sindicatos y de la gran mayoría de profesionales transportistas, muchos empresarios, pymes, autónomos y asalariados.

¿Qué nuevas nos traen los cargadores y que apoyan los “transportistas”?

Pues básicamente, lo que creen que van a lograr los cargadores es dar carta legal y obligatoria a los trabajos de carga y descarga por los conductores, de forma definitiva y sin necesidad de tirar del “pacto en contrario” del Contrato de Transporte o de la LOTT. Y así lo explican los propios cargadores en sus comunicados, a su vez difundidos por la gran patronal del transporte y vomitados en sus fieles “medios especializados” a bombo y platillo.

Acabar prácticamente por eliminar la Coordinación de Actividades Empresariales entre el cargador y el transportista. Con ello llegaría el fin de una verdadera protección del conductor en riesgos laborales cuando este accediera a la empresa donde ha de cargar o descargar. A eso, tanto unos como otros, lo denominan “mejorar el marco legal del CAE” y buscan “establecer directrices que simplifiquen las obligaciones para todos los implicados”, “restando relevancia al intercambio documental”. Entre otras barbaridades y según el documento del acuerdo “el acceso de un camión a una instalación no presenta ningún riesgo adicional”, muy a cuento en el día de hoy que hemos sido conocedores de esta noticia “Muere un trabajador de Cobadú tras ser atropellado por un camión. Según ha podido saber el periódico La opinión de Zamora, el camión arrolló al trabajador en una maniobra en la que circulaba marcha atrás dentro de las propias instalaciones”. Pues eso, según lo anterior este terrible suceso no debería haber existido.

Y formar a los conductores en el manejo de carretillas de todo tipo, incluso las motorizadas, desde el CAP. Y ¿cómo lo pretenden hacer? pues plantean modificar el Real Decreto del Certificado de Aptitud Profesional para que, además de la formación sobre los riesgos generales de la profesión, incorpore la específica en las operaciones que realice el conductor, tales como asegurar cargas y operar equipos. Es decir, ya no caben excusas para decir “yo no cargo ni descargo”.

El nadar se va a acabar, le dijo el tiburón al náufrago

Los tiempos de espera, que los empresarios de las grandes operadoras de logística y transporte quieren acortar de los cargadores en general, son la moneda de cambio del cuerpo legal y definitivo de la carga y descarga por los conductores y amén. Al conductor profesional, tanto tiempo nadando entre tiburones acabará por salirle caro. El camionero está a punto de ser definitivamente devorado porque lo importante es la carga, todo por la carga. Finalmente, y si nada lo arregla, el nadar se va a acabar.

Micro de Transporte News Radio

 

Xavi Navarro
Director de Transporte News Radio
www.transportenewsradio.com

Anuncios

¿Veremos cambios en el sector del transporte con el nuevo Gobierno?

«Un día, un becerro tuvo que atravesar un bosque virgen para volver a sus pastos. Siendo animal irracional, abrió un sendero tortuoso, lleno de curvas, subiendo y bajando colinas. Posteriormente otros animales usaron ese mismo sendero. Más tarde, los hombres comenzaron a usar ese sendero: entraban y salían, giraban a la derecha, a la izquierda, descendían, se desviaban de obstáculos, quejándose y maldiciendo, con toda razón. Pero no hacían nada para crear una nueva alternativa. Después de tanto uso, el sendero acabó convertido en un amplio camino donde los pobres animales se cansaban bajo pesadas cargas, obligados a recorrer en tres horas una distancia que podría haber sido vencida en treinta minutos, si no hubieran seguido la vía abierta por el becerro. Pasaron muchos años y el camino se convirtió en la calle principal de un poblado y, posteriormente, en la avenida principal de una ciudad. Todos se quejaban del tránsito, porque el trayecto era el peor posible. Mientras tanto, el viejo y sabio bosque se reía, al ver que los hombres tienen la tendencia a seguir como ciegos el camino que ya está abierto, sin preguntarse nunca si aquélla es la mejor elección.» Paulo Coelho.

cambios en el sector del transporte

¿Veremos cambios en el sector del transporte con el nuevo Gobierno?

✍ Artículo de opinión publicado en la sección “El Diván del Transporte” (reflexiones sobre el sector) de Diario de Transporte 3 de JUNIO 2018

Un Ministerio de Fomento que no modifica nunca sus viejas políticas y que es necesario que cambie ya

Durante más de 25 años el señor Emilio Sidera ha estado al frente, o dirigiendo desde diferentes escalafones durante su periplo en este ministerio, todo lo relacionado con la Ordenación y Normativa de Transporte Terrestre. Actualmente es el subdirector de este departamento. No es la primera vez que tenemos al PSOE al frente del Gobierno y por tanto de Fomento. En el tiempo que estuvo al frente el señor Sidera ya tomaba decisiones en su departamento y la cosa no cambió ni cuando estuvieron los populares en el gobierno. Su grado de influencia en los políticos que toman el cargo en este ministerio es abrumadora, tanto es así que los políticos que han sido designados para dirigir Fomento se han limitado a seguir las directrices del señor Sidera.

Entendiendo esto nos parece de lo más natural que no se vayan a producir cambios significativos en los programas del partido anterior. Pero este PSOE entra a gobernar con cierta falta de poder y dependiente de acuerdos con otras formaciones, además no se debe olvidar que el retorno de Pedro Sánchez a la Secretaría General de su partido se lo debe al apoyo de los socialistas del sindicato UGT y que, junto con otras fuerzas, sociales estos también simpatizan con partidos como Unidos Podemos. Quizás el nuevo Gobierno se atreva a perfilar otras políticas de transporte al escuchar no solo la voz de quien siempre ha estado dentro del Ministerio de Fomento, sino de las nuevas corrientes que apuestan más por las mejoras sociales y por los derechos de los profesionales del sector. La elección de un nuevo gabinete de gobierno para este ministerio, que sea conocedor de las necesidades de los transportistas y escuche todas las posiciones de dentro y fuera de este ministerio se hace imprescindible.

¿Seguirá el transporte, ciego, por el camino que ya está trazado?

Las asociaciones mayoritarias del Comité Nacional del Transporte por Carretera, CETM en el departamento de carretera y Confebús en el de viajeros, ya han lanzado sendos comunicados ofreciendo diálogo al nuevo gobierno. También la federación de autónomos del transporte Fenadismer se ha ofrecido a mantener encuentros con este nuevo Gobierno. Sin embargo, como si fuese premonitorio de lo que al poco iba a acontecer, pocos días antes de la moción una representación de UTAPA (asociación sectorial del transporte de mercancías por carretera) y de los sindicatos CC.OO. y UGT se reunieron con el grupo socialista en el Congreso para tratar sobre temas relacionados con las condiciones y derechos de los transportistas. Suponemos que habrán tomado buena nota los señores del PSOE que el diálogo y las decisiones posteriores que afecten al transporte pasan por negociar dentro y fuera del CNTC.

Con lo que se nos viene encima: el nuevo ROTT, los acuerdos en materia de transporte de la Comisión Europea, las dificultades en peajes, aumentos del precio del combustible, presiones de los cargadores para el aumento de la masa máxima autorizada, etc., será mejor salirse del camino trazado y encontrar uno nuevo que no se deje influir por las antiguas y tóxicas políticas de un ministerio y sus eternos portavoces que tanta destrucción ha causado al sector del transporte. Así lo cree el viejo y sabio bosque.

Micro de Transporte News Radio

 

Xavi Navarro
Director de Transporte News Radio
www.transportenewsradio.com

Radiografía de una injusticia más en el transporte

Carga y descarga de los camiones por los propios camioneros

Operaciones de carga de las mercancías a bordo de los vehículos, así como la descarga de estos por los conductores, en los centros de trabajo de clientes de cargadores y logísticas, tras horas de conducción y en sus periodos de descanso. Una obligación no escrita que puede costar el puesto de trabajo o el servicio al camionero en caso de negarse justamente a realizar una tarea que realmente compete al cargador o al destinatario.

Campaña contra la carga y descarga por los camioneros

Lo que la ley dice al respecto y lo que se puede hacer para cambiarla

En la Ley de Contrato de Transporte de Mercancías Terrestres, Ley 15/2009, de 11 de noviembre. En su artículo 20 (sujetos obligados a realizar la carga y la descarga del camión) podemos leer:

  1. Las operaciones de carga de las mercancías a bordo de los vehículos, así como la descarga de estos, serán por cuenta, respectivamente, del cargador y del destinatario. Salvo que expresamente se asuman estas operaciones por el porteador antes de la efectiva presentación del vehículo para su carga o descarga. Igual régimen será de aplicación respecto de la estiba y desestiba de las mercancías.
  2. El cargador y el destinatario soportarán las consecuencias de los daños derivados de las operaciones que les corresponda realizar de conformidad con lo señalado en el párrafo anterior.

La propuesta de modificación sobre este artículo para evitar esta lacra establecida tácitamente por los usos y costumbres ha de ser esta:

1.- Las operaciones de carga de las mercancías a bordo de los vehículos, así como la descarga de estos, serán por cuenta, respectivamente, del cargador y del destinatario. En modo alguno el porteador asumirá estas operaciones. Igual régimen será de aplicación respecto de la estiba y desestiba de las mercancías.

Un conductor que efectúa o va a efectuar una conducción prolongada no se le puede exigir, por motivos de seguridad, que efectúe la carga/estiba o desestiba/descarga del vehículo, por mucho que su empleador o cliente pretenda pactar lo contrario. En la práctica esto no es así poniéndose en riesgo la seguridad vial y obligando a los trabajadores a efectuar labores para las que no han sido formados ni contratados.

Por otra parte, debido a que actualmente la mayoría de los conductores realizan las operaciones de carga y descarga, la responsabilidad de los daños derivados de estas operaciones recae sobre el mismo. Esto quiere decir, el seguro del cargador o del destinatario no cubre los daños a las personas o las cosas. Este hecho puede derivar en una serie de consecuencias no deseadas cuando se producen roturas o pérdidas en la mercancía e incluso responsabilidades civiles y/o penales cuando estos daños son causados a las personas en las operaciones de carga/estiba o desestiba/descarga.

Independientemente se han de seguir los protocolos prescritos en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, en especial en lo relacionado con la Coordinación de las Actividades Empresariales, que hoy por hoy no se respetan en la mayoría de los casos, una vez que el vehículo entre en las instalaciones del empresario principal.

Por otra parte los convenios colectivos del sector recogen la figura de mozo de almacén cuyas labores son principalmente la carga y descarga de la mercancía, así como su ubicación en las instalaciones de su puesto de trabajo e incluso clasificación de la misma si así lo establece su contrato. Cada vez que un conductor realiza estas tareas o parte de las mismas está supliendo la figura del mozo de almacén, con lo que ello repercute en el empleo de estos trabajadores especializados.

Muchos transportistas recurren al uso de las traspaletas mecánicas o maquinaría a motor para las operaciones de carga y descarga de su vehículo, incluso aunque no posean el título habilitante de carretillero ni la formación del mismo, con lo que las probabilidades de accidente o incidente son mucho más elevadas y sus consecuencias trágicas.

Especialmente importante sería el capítulo referido a la vigilancia del cumplimiento de las modificaciones propuestas para la ley, medios y preparación para los responsables de proteger los derechos y la salud laboral, evitando así la picaresca que vuelva a colocar a los conductores en la misma situación que hoy por hoy les obliga a cargarse y descargarse.

Un negocio surgido de la injusticia

Años atrás algún transportista aceptó por cortesía ofrecer a su cliente el servicio de la carga o descarga de la mercancía. Este hecho acabó por imponerse y se convirtió en una costumbre “no escrita”. Más tarde esta actitud se extendió entre las diversas agencias de transporte empujando con amenazas diversas a sus conductores para obligarles a realizar estas tareas so pena de ruptura de contrato en caso de autónomo o despido en caso de trabajador asalariado. Hoy en día la mayoría de conductores han asumido la carga y descarga como parte de su trabajo dentro de la jornada laboral diaria.

Por otro lado se viene ofreciendo descuentos en el precio del porte por la inclusión de la carga y descarga de la mercancía, por parte del porteador, como parte del servicio ofrecido por algunas agencias de transporte o intermediarios de dicho porte.

Es más, se está extendiendo una costumbre execrable que es la de que en algunos centros de trabajo, donde el conductor se ve obligado a realizar estas tareas, el empresario pone a disposición de estos las carretillas eléctricas previo pago de una cantidad que fijan entre los 30 y 40 céntimos de media por cada palé que carguen o descarguen de su vehículo. En caso contrario, en el que se niegue a abonar cantidad alguna, deberá mover la mercancía con una traspaleta manual con lo que ello supone, en algunos casos 22 toneladas de peso a fuerza bruta.

En algunos centros donde ha de ir el transportista le obligan a lavar los palets tras su descarga, a clasificar la mercancía trasportada, a realizar tareas que no le competen en su periodo de descaso. En muchos incluso, tras ello, no les permiten el acceso a los aseos para que puedan lavarse y proseguir dignamente con su ruta. Además día a día en los centros de trabajo, donde realizan estas tareas los conductores, a estos se les trata con desprecio y falta de respeto. Muchos de ellos han tenido que pasar la noche en vela dentro de su camión, junto a la nave del cliente y en medio de un polígono industrial vacío de presencia humana (con las consecuencias de estar expuesto a los ataques de la delincuencia), hasta la apertura de dicho centro de trabajo, agotados y nerviosos soportan los continuos insultos y faltas a su dignidad por parte de los operarios y responsables mientras se ríen de ellos viéndoles trabajar lo que ellos deberían hacer.

Verdaderas bombas de relojería

En la pirámide con la que podríamos definir el transporte de mercancías por carretera, en lo más alto de la misma, figura el cargador y a continuación los operadores logísticos, les siguen los grandes flotistas y tras ellos las pequeñas agencias de transporte, para pasar a los más perjudicados por esta lacra que aquí denunciamos: los autónomos transportistas y chóferes asalariados y ya, por último, falsos autónomos y trabajadores de otros estados con contratos en precario. Son estos los que las presiones de los que figuran en lo alto de esta pirámide les empujan a realizar las tareas más penosas, entre ellas la carga y descarga del vehículo tras largas horas de conducción. Si te niegas o pierdes al cliente, en caso del autónomo o pierdes tu puesto de trabajo, en el caso del asalariado. La situación de falsos autónomos y trabajadores de otros países (intracomunitarios especialmente) no les permite negarse a realizar estas u otras operaciones que les son encargadas. El dumping social favorece este estado de cosas.

Una vez han realizado dicho sobreesfuerzo parten a la carretera a seguir con la ruta asignada, con excesivo cansancio, falta de atención, estrés, sueño acumulado, etc., siendo un verdadero peligro para todos los usuarios de las vías donde tienen que transitar. Año tras año aumentan los accidentes de tráfico (ya que paradójicamente estos no son considerados accidentes de trabajo) en los que se ven implicados vehículos de transporte, sin investigar que una gran causa de los mismos es ese sobreesfuerzo extra que vienen realizando. La edad de jubilación debería anticiparse si no queremos que se disparen las estadísticas de accidentabilidad, cada vez que el conductor carga o descarga disminuye su capacidad física con los años.

Sin embargo prevalecen los intereses empresariales

Las empresas cargadoras (representadas por sus federaciones AECOC, AEUTRANSMER) y de logística (UNO, entre otras) ven a estos trabajadores ajenos a sus estructuras de negocio como parte del mismo en sus ejercicios de cuentas. El ahorro que les supone a ellos en mano de obra les permite aumentar sus beneficios y, desgraciadamente, eso es lo que importa en esta sociedad cuyos gobernantes solo se preocupan de las economías y no de las personas. Además los empresarios del sector del transporte de mercancías por carretera se ven incapaces de traer la contraria a quienes les facilitan la mercancía con la que ellos han de trabajar. Total, no son ellos quienes tienen que realizar esos esfuerzos, es tarea del transporte de base, es decir, de los porteadores, camioneros y furgoneteros.

Cuando la patronal con más representación en el Comité del Transporte de Mercancías por Carretera (CNTC) negocia las condiciones de los trabajadores del sector ante las fuerzas sociales o los representantes del Ministerio de Fomento no tiene en cuenta al sector base del transporte. De lo único que se acuerdan es de las distintas oportunidades de negocio que podrían perder en caso de que se toque este “charco” del que nadie quiere hablar.

Campaña contra la carga y descarga por los propios camioneros

Campaña contra la carga y descarga por los camionerosCon este panorama y sensibilizados por estos y otros hechos, que deberían tratarse en mayor profundidad por los propios actores del sector del transporte de mercancías por carretera, la emisora Transporte News Radio ha querido implicarse con el sector base del transporte para ayudar a mejorar sus condiciones de trabajo y, en particular, las relativas a su dignidad profesional. Junto con asociaciones de transportistas autónomos, sindicatos, colectivos ciudadanos de familiares y transportistas estamos realizando una campaña para acabar con la actividad de carga/estiba o desestiba/descarga de los camioneros y furgoneteros dejando esta tarea de forma inapelable a los cargadores y destinatarios.

Difundimos desde nuestra emisora el sentir de los conductores, recabamos información de los mismos, proponemos alternativas y todo ello se lo presentamos a los representantes del sector además de junto con ellos coordinar las distintas actividades que de ello deriven. Agradecemos toda la colaboración posible y con este fin proponemos fórmulas para que todos los criterios sirvan a la unidad y dignidad de los trabajadores autónomos y asalariados del transporte de mercancías por carretera.

Apoyos que estamos recibiendo a esta campaña: Uniatramc-UGT, Asociación de autónomos Astrali, CC.OO. Servicios a la ciudadanía (carreteras), UGT-SMC Carreteras, Plataforma del Transporte En Ruta Todos a Una, Upatrans Castilla y León.

En el formulario de contacto de nuestra emisora podéis dejar aquella información de interés que sirva a esta campaña recién iniciada:
http://www.transportenewsradio.com/contacto.html

Agradecemos vuestra colaboración y quedamos a la disposición de cuantas personas y entidades estén dispuestas a colaborar con nosotros.

Fdo: Xavi Navarro – Director de Transporte News Radio

Nuestra campaña en otros medios que nos apoyan con su difusión: