Fomento como eje de compás de los conflictos en el transporte y más

Corría el año 1917 en Rusia, tras la abdicación del Zar durante la revolución de febrero, se formó un Gobierno provisional que consistió en una coalición entre políticos liberales y socialistas moderados, que trataron infructuosamente de resolver los graves problemas a los que se enfrentaba el país, a lo que se sumó la tensión con los nacionalistas ucranianos. Se llevó a cabo una amplia labor de reforma política, pero que no resolvió los problemas más importantes para la población.

El verano trajo la radicalización de la situación en Rusia: mientras la derecha tendía a buscar una figura autoritaria que impusiese orden, acabase con la crisis y retomase la guerra con vigor, la izquierda reclamaba cada vez con mayor insistencia la aplicación de profundas reformas políticas sociales y económicas. La falta de resultados de las acciones del Gobierno y el fracaso del intento de golpe de Estado de la derecha, debilitaron a ambos y reforzaron la posición de la izquierda, favorable a la toma del poder por los sóviets.

A mediados del otoño, la situación de crisis y la debilidad del Gobierno llevaron a los bolcheviques a tomar el poder a través de los sóviets. La Revolución de Octubre puso fin al periodo del Gobierno provisional y dio paso a uno nuevo bolchevique, el Sovnarkom o Sóviet de Comisarios del Pueblo, cuyo primer presidente fue Vladímir Lenin.

Como si la historia fuese a repetirse, encontramos paralelismos en la actualidad política española. En junio el zar Rajoy tuvo que abdicar tras la moción de censura de los socialistas en “coalición” con grupos políticos de la izquierda y liberales independentistas. Desde entonces “tratan de resolver los graves problemas a los que se enfrenta el país” desde una posición de Gobierno muy inestable. El verano trajo la radicalización de la situación, abriéndose el melón desde el sector del transporte: paro patronal del sector del taxi, huelgas en aerolíneas, huelgas en el sector ferroviario… y amenazas desde la gran patronal del sector de mercancías por carretera para un “comienzo de curso” en septiembre calentito, que se uniría al que prepara el taxi.

Fomento y los conflictos en el transporte

✍ Artículo de opinión publicado en la sección “El Diván del Transporte” (reflexiones sobre el sector) de Diario de Transporte 12 de agosto 2018

¿Se podría repetir la historia?

El Ministerio de Fomento tiene un papel muy importante en los futuros acontecimientos de este próximo otoño. Debe actuar ya no solo como “eje de compás” queriendo agradar a unos y otros, algo que practica mucho el grupo socialista, sino optar por soluciones que demanda el sector del transporte, tanto de mercancías como de viajeros. Ya ha escuchado lo suficiente para saber que decisiones tomar y no le debe temblar el pulso a la hora de actuar en consecuencia. El camino que lleva, de agradar a un hipotético electorado y mirarse en demasía el ombligo en las encuestas, le puede abocar a una tensión tal que ni el adelanto de las elecciones lo podría a solucionar. Debe ser valiente y afrontar el reto que le exige una sociedad, cuyo pilar laboral ha tocado fondo desde hace tiempo con los gobiernos neoliberales anteriores.

Póngase en marcha aquellas inspecciones de trabajo que le reclaman los sindicatos, faciliten todos los medios a su alcance. Recupérense los derechos laborales perdidos y fíjense horizontes donde no haya cabida para los especuladores. Déjense ya de cobijar los espúreos cálculos económicos de los cargadores y de las empresas de “economías colaborativas”, pónganse al lado de los gremios y asociaciones profesionales y decrétense leyes y normativas que amparen a los transportistas de mercancías y viajeros.

Decisiones cruciales

Escuchen la voz de los más afectados, del transporte de base, y reaccionen a ella cuanto antes o acabarán con un gobierno exiguo que los llevará a esas elecciones adelantadas que tanto temen y que, de seguro, no serán la solución al estallido social que se les viene encima. No servirán tan siquiera de parche, ya que la “revolución de octubre” está a puertas de ser una realidad. Las redes sociales son el altavoz de toda esa sociedad que los Gobiernos anteriores ha querido ahogar, esos “bolcheviques” de ahora que probablemente a ustedes les pueda parecer que no sufren las mismas condiciones de miseria del campesinado ruso de principios del siglo XX, o eso quieren creer. Sin embargo, la desesperación lleva al ser humano a tomar decisiones impensables, independientemente de la visión que le comuniquen “sus expertos”.

El “Sovnarkom” se acerca con las huelgas de septiembre en el sector del transporte y Fomento debe decantarse con claridad y “por escrito” al lado del sector, ser partícipe de sus justas reivindicaciones, olvidar el compás para trazar un futuro de escuadra y cartabón. La cuadratura del círculo está en los derechos de los trabajadores y en la organización empresarial basada en la justicia social.

Micro de Transporte News Radio

 

Xavi Navarro
Director de Transporte News Radio
www.transportenewsradio.com

Anuncios

Sabotaje al transporte de mercancías y viajeros por carretera

¿Y si el fracaso de negociaciones y acuerdos, para mejorar las condiciones de los profesionales del sector del transporte por carretera, tuviera que ver con actos deliberadamente calculados de sabotaje, una y otra vez? Tenemos muchos ejemplos de sospechosos giros en las negociaciones y la adopción de posturas que, a sabiendas, perjudicaron algunas de las mejoras previstas en las distintas ordenanzas, acuerdos y normativas para autónomos y asalariados. Las puertas giratorias tienen mucho que ver, por supuesto, pero no siempre es así.

Sabotaje al transporte

✍ Artículo de opinión publicado en la sección “El Diván del Transporte” (reflexiones sobre el sector) de Diario de Transporte 1 de JULIO 2018

Sabotaje a los taxistas

Si nos fijamos, por ejemplo, en lo sucedido hasta la fecha en el taxi (sector de viajeros) veremos casos muy llamativos: representantes de asociaciones de taxistas convertidos en empresarios de flotas de VTCs (vehículos de transporte con conductor), políticos que dejan su cargo para entrar en empresas de aplicaciones disruptivas que dan soporte a dichas VTCs, organizaciones del taxi que permiten tener asociados a propietarios de VTCs, las escenas vividas hace poco en el Tribunal Supremo de los “enfrentamientos” entre abogados de Fomento y CNMC (ambos del mismo aparato del Estado y dirigidos por políticos del mismo partido)… y todo ello mientras los tribunales ordinarios han dictado sentencias a favor de que miles de VTCs inunden el mercado.

Entretanto, los taxistas recibiendo consignas para amedrentar a los conductores de dichas VTCs con resultados muy negativos para su imagen de cara a la ciudadanía. Incluso sirviendo dichos actos de plataforma publicitaria para las empresas con las que los taxistas están enfrentados. ¿No habrán infiltrados de la mal llamada economía colaborativa entre los taxistas?

Sabotaje a los repartidores

Cierta empresa norteamericana de comercio online aterrizó en España, hace aproximadamente unos años, instalándose entre las clásicas logísticas a las que les acarició la oreja con promesas de abundancia de beneficios por la multitud de expediciones que iban a recibir. Y sí, recibieron avalanchas calculadas de paquetes, pero con unos beneficios microscópicos para dichas logísticas. Incluso en ciertas épocas del año los acuerdos fueron perjudiciales, ya que desatendieron a sus clientes habituales para realizar esfuerzos imposibles por dar cobertura a todo ese tsunami de expediciones “tóxicas” puesto que no fueron capaces de llegar en tiempo y forma a todos los clientes, tanto propios como ajenos. Resultado: pérdidas incalculables para las logísticas y aprendizaje acelerado para la gran empresa de comercio electrónico que se planteó realizar las entregas por sus propios medios. Hasta aquí la historia conocida, pero… ¿no hay nada más? Claro que sí. La macro empresa de ecommerce dio salida a su reparto con autónomos en sus coches particulares. Pero entre una cosa y otra transcurrió un año. Las organizaciones de empresarios de logística y transporte lo acaban de denunciar ahora, sin embargo, esperaron porque asociados de esas organizaciones tenían contratos con la susodicha empresa de comercio electrónico y hasta que no han roto definitivamente con ellos no se han lanzado a buscar una salida legal a la situación.

En todo este tiempo hemos visto a falsos autónomos esquilmando el mercado de trabajo, la producción y los servicios de las empresas de paquetería, con penosas consecuencias para los profesionales del sector. Eso sí, a las logísticas no les ha importado mientras tuviesen contratos con la mundial del ecommerce. La gran patronal calladita hasta ahora. El mercado ha sido agitado por esta ruptura con el reparto tradicional, nada será igual después de estos hechos, los platos rotos los pagarán asalariados y autónomos. Como siempre.

Sabotaje a los camioneros

Acuerdos entre la patronal del transporte de mercancías por carretera y cargadores y la gran distribución. Años de sin sabores para los camioneros, muchos incluso se han dejado la vida en la carretera por las penosas condiciones de esos acuerdos. La famosa coletilla del “salvo pacto en contrario” en la LOTT y en el contrato de transporte ha pervertido el trabajo diario de los conductores. Llegan a la casa del cargador y.… a cargarse y descargarse ellos solitos, nada de que lo hagan los mozos de la empresa ni en origen ni destino. Los representantes del Comité Nacional del Transporte siempre tienen a mano el discurso de la crítica contra el empleo de conductores en esos trabajos, sin embargo… lo firmaron ellos. Seguramente en aquellos tiempos en los que los cargadores convocaban sus “Foros del Transporte” (que incongruencia en vez de ser foros de cargadores), donde intentaban domesticar a la representación de los transportistas y que supusieron la vergüenza del sector. El clientelismo entre la gran patronal del transporte y cargadores permitió a estos últimos dictar las condiciones de trabajo de los conductores. Y aun cuando pensamos que se han distanciado los unos de los otros, al menos nos lo cuentan así, nos entran con las nuevas normas de la estiba en las que, curiosamente, aparece la maldita coletilla del “salvo pacto en contrario” y que acabará por obligar a que los camioneros se hagan responsables “voluntarios” con su firma de la estiba en el camión. Por supuesto, las asociaciones se han apresurado en lanzar nuevos cursos de formación sobre la correcta estiba de la mercancía… cursos dirigidos a los transportistas, como no podía ser de otra manera.

¿Y qué es realmente el sabotaje?: Daño o destrucción que se hace intencionadamente en un servicio, en un proceso, etc., como forma de lucha o protesta contra el organismo que los dirige o bien como método para beneficiar a una persona o grupo que es contrario a dicho organismo. Pues sí, el transporte por carretera lleva tiempo siendo saboteado. Primeramente, hay que acabar con los saboteadores, limpiar y desinfectar al sector, como premisa antes de sentarnos a negociar una mejora de las condiciones de asalariados, pymes y autónomos. El cáncer debe ser extirpado para que no dañe más al paciente.

Micro de Transporte News Radio

 

Xavi Navarro
Director de Transporte News Radio
www.transportenewsradio.com