Cómo prevenir accidentes en tu taller mecánico

  • El manejo de herramientas y maquinaria puede exponer a los trabajadores a riesgos para su seguridad.

  • Seguir los procesos, corregir acciones inseguras y eliminar condiciones desfavorables deben ser los objetivos del protocolo de buenas prácticas.

prevenir accidentes en el taller

Madrid, a 20 de diciembre de 2017. Un taller de reparación de automóviles es un espacio de trabajo donde la naturaleza de la actividad y el manejo de herramientas y maquinaria pesada, entre otros, puede exponer al trabajador a riesgos para su seguridad. Estos son los más frecuentes:

  • Golpes
  • Cortes
  • Caídas de igual o distinto nivel
  • Contactos eléctricos
  • Ruido
  • Quemaduras
  • Proyección de partículas
  • Radiaciones no ionizantes
  • Contactos con sustancias peligrosas
  • Sobreesfuerzos
  • Incendios o explosiones

Es por ello que el taller debe contar con un protocolo de buenas prácticas para prevenir este tipo de percances y establecer medidas de respuesta en caso de que ocurra un accidente. El objetivo será seguir los procesos, corregir acciones inseguras y eliminar condiciones desfavorables. A continuación te damos una serie de pautas que deberás seguir en tu taller para hacer de él un lugar más seguro.

Personal

Todos los miembros del equipo del taller deben estar plenamente concienciados e implicados en la prevención de accidentes. Además, debe existir la figura de un responsable que vele por el cumplimiento de todos los protocolos y medidas en materia de prevención. No se debe actuar permisivamente en estos aspectos, ya que cualquier descuido puede suponer un serio peligro para la integridad de los trabajadores.

  • Utiliza una indumentaria correcta y elementos de protección específicos, especialmente en el uso de las herramientas más peligrosas
  • El trabajo en el taller requiere concentración. Un despiste puede provocar un accidente
  • Evita llevar objetos que puedan engancharse, como pulseras, colgantes, anillos, etc.
  • Mantén una posición corporal correcta y evita forzar posturas que puedan derivar en lesiones
  • Por normas higiénicas, no se debe comer ni beber en la zona de trabajo, ya que, entre otros, existe el riesgo de que se hayan contaminado con sustancias del taller
  • Está prohibido fumar dentro del taller
  • Los trabajadores deben intentar mantener las manos limpias antes y después de la reparación

Instalaciones

  • Comprueba regularmente que la instalación eléctrica se encuentra en perfectas condiciones para evitar riesgos
  • El local debe contar con una ventilación adecuada
  • La temperatura en la zona de trabajo debe oscilar entre los 14ºC y los 27ºC según establece la normativa, aunque lo ideal para la comodidad y el óptimo rendimiento de los trabajadores es que se sitúe entre los 21ºC y 25ºC
  • Los riesgos derivados de la exposición al ruido deben eliminarse en su origen o reducirse al nivel más bajo posible, teniendo en cuenta los avances técnicos
  • La actividad en el taller requiere una gran agudeza visual, por lo que las condiciones de iluminación deben ser óptimas, combinando la luz natural con la artificial
  • Mantén el espacio de trabajo siempre limpio y ordenado para facilitar la faena y evitar tropiezos, golpes y caídas.
  • Cuenta con un kit de primeros auxilios para actuar rápidamente en caso de accidente
  • El taller debe contar con equipamiento adecuado para que se cumplan todos los puntos anteriores

Equipos, herramientas y maquinaria

  • Todas las herramientas y equipamientos deben estar homologados y en perfectas condiciones de funcionamiento
  • Igual de importante es hacer un correcto uso de ellas, así como llevar a cabo un mantenimiento adecuado
  • Si un equipo o máquina requiere medidas específicas de seguridad para su uso correcto y seguro, estas deben estar siempre visibles
  • Almacena correctamente las herramientas cada vez que las utilices. Así evitarás que se caigan, que el espacio de trabajo esté desordenado y que se extravíen
  • Asegúrate de que no quedan piezas sueltas antes de comenzar a utilizar la máquina
  • Utiliza protecciones cuando utilices una herramienta que pueda desprender o proyectar fragmentos
  • Cuando debas transportar una herramienta, asegúrate de que lo haces de forma segura: los filos y las puntas deben estar protegidos
  • Cuando debas transportar una máquina, asegúrate de que está desenchufada, se ha enfriado después de su uso y no quedan piezas sueltas

Elige confianzaElige calidad, elige confianza

Campaña liderada por ATE, BOSCH, BREMBO, DAYCO, GATES, HELLA, KYB, MAGNETI MARELLI, MANN-FILTER, NTN-SNR, PHILIPS, SKF, TEXTAR, TRW, VALEO, VARTA, VDO y ZF, con el principal objetivo de concienciar a los usuarios y talleres multimarca de que las marcas fabricantes de primer nivel ofrecen, no sólo la más amplia gama de productos para el automóvil y el vehículo industrial, sino también apoyo en formación y soporte técnico permanente, cobertura global con independencia del territorio o tipo de vehículo y la garantía de que detrás de cada pieza está el mayor y más cualificado grupo de expertos. Esta iniciativa está coordinada por SERNAUTO, la Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción. Para más info: www.recambiosdeconfianza.com

Prisma

Prisma es una agencia de comunicación y publicidad integrada perteneciente a MIG España. Nuestro modelo se inspira en la resolución de los problemas de comunicación y negocio de marcas e instituciones con una perspectiva global e integrada, contribuyendo a construir relaciones positivas, rentables, sostenidas y sostenibles con sus grupos de interés.

Anuncios

Camionero: ¡Demasiado Viejo para Conducir, Demasiado Joven para Abandonar!

Truck Driver: Too Old to Drive, Too Young to Leave! Un juego de palabras con el título de uno de los temas musicales más famosos del grupo Jethro Tull que, por cierto, recomiendo escuchéis.

Demasiado Viejo para Conducir Demasiado Joven para Abandonar

Todos los seres humanos estamos expuestos a una serie de estímulos que influyen en nuestra salud, tanto física como mental. Cuanto mayor sea esta influencia más difícil es mantener nuestra vitalidad y estabilidad emocional. Pues bien, en la coyuntura actual de los transportistas, bajo presión, estos estímulos hacen mella en su salud y de qué manera. Acelera el envejecimiento de los camioneros machacando su cuerpo y mente antes que a la mayoría de los profesionales de otros sectores.

El límite de edad para que un chofer asalariado pueda jubilarse está en exceso prolongado, comparable al de un oficinista, pudiendo llegar a los 67 años. Para el camionero autónomo la situación no es mejor, ya que para su caso el abandono de la actividad profesional es a los 63 años (modificación hecha con la Orden FOM/64/2017 de 30 de enero, no obstante, para la convocatoria de 2017 la edad mínima se fija en 64), siempre y cuando su maltrecha economía se lo permita, además de cumplir una serie de requisitos exigidos.

Es conocido por una gran parte de la sociedad que los camioneros no son ya esos “turistas pagados” que antaño pensaban los usuarios de las vías al cruzarse con un camión. De hecho, son muchos los intentos por rebajar esos límites de edad de jubilación, ya sea por parte de asociaciones profesionales, sindicatos e incluso movimientos ciudadanos. Sin embargo, están abocados al fracaso, como tantas justas reivindicaciones del sector del transporte habida cuenta la postura del Gobierno que legisla para sus amiguetes: aquellos que necesitan, como todos, que les lleguen los suministros con puntualidad y pulcritud, anteponiendo cualquier emoción ética que no sea la de sus abultados ejercicios económicos.

Y, claro, no hay conductores; no al menos los suficientes. No pueden “permitirse el lujo” de que se jubilen los que hay, ya que la mayoría de los camioneros rebasa los 40 años ¿y por qué no entran jóvenes que los sustituyan? Bueno, eso es harina de otro costal, da para otro artículo, aunque es evidente. Tan solo hay que conocer las duras condiciones de este oficio y lo mal remunerado que está. Pocos son los que se hacen ricos haciendo malabares con la rosca, como se diría en el argot de estos profesionales.

Y en ese estado de cosas al menos los propios interesados en que sigan trabajando esos camioneros deberían hacer un esfuerzo por mejorar sus condiciones laborales. Porque, parece mentira, esos grandes empresarios tratan mejor a los animales que a sus transportistas. ¡Céntrense, señores! Que su avaricia y ansia por acumular petrodólares no les impida ver que van a acabar matando a “su gallina de los huevos de oro”. Sean más inteligentes, al menos, si no pueden ser más humanos: acaben con la carga y descarga de los camiones por los conductores, no intenten prolongar más aún su jornada de trabajo, no les agobien con nuevas imposiciones, apliquen la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que para eso está.

Micro de Transporte News Radio

 

Xavi Navarro
Director de Transporte News Radio
www.transportenewsradio.com