Peajes, euroviñetas y ecotasas: la próxima sangría a los transportistas

Las carreteras convencionales se convierten en peajes para camiones y las que no en desvíos obligatorios de los vehículos pesados a las autopistas de peaje existentes, en algunos casos sin contraprestación y de forma discriminatoria ante el resto de usuarios de las vías.

Artículo de opinión publicado en Diario de Transporte

Camiones en los Peajes

Euroviñeta camuflada: carreteras convencionales que se convierten en peajes para camiones o en desvíos obligatorios a los peajes existentes

El Gobierno del Partido Popular tras el rescate de las autopistas en quiebra quiere recuperar su ruinosa inversión a costa del sector del transporte de mercancías por carretera, el Ministerio de Fomento se lo pone fácil con esta nueva interpretación del pago por el paso de los camiones por las carreteras nacionales. Nosotros, Transporte News Radio, ya veníamos avisando al sector y sus responsables desde hace tiempo. Pero este, con su representación ante Fomento (nos referimos al Comité Nacional del Transporte por Carretera, CNTC) daba por válidas las promesas de Ana Pastor e Íñigo de la Serna. Incautos o avispados, el caso es que ahora llega el tiempo del llanto y el crujir de dientes.

Parecemos tontos de remate

Muchos transportistas ven que la interminable lista de impuestos incluye una nueva figura: la del pago por transitar por carreteras españolas, como si fuesen los únicos que las cruzan. Encima se tienen que contentar con otra promesa que llega de los fallidos intentos de negociación con las autoridades: la cantidad recaudada de los sufridos camioneros por este concepto será íntegramente invertida en la carretera, ¡ja! Y vas tú y te lo crees. Quisiéramos recordaros lo que pasó con el céntimo sanitario, una de las mayores tomaduras de pelo, que sin haberse reintegrado en su totalidad a los transportistas hemos comprobado que ni con una sentencia del Tribunal Superior de Justicia Europeo ninguno de los responsables de esta recaudación ilegal ha sufrido consecuencia alguna. Y es que a veces parecemos tontos de remate.

Nos estrenamos con el peaje a camiones en Guipúzcoa y esto no parece tener fin. Hasta los franceses, visto lo visto (y que en el paso de sus camiones por Guipúzcoa también sufren este recargo) se están replanteando de nuevo rescatar su Ecotasa y aplicarla a camiones extranjeros. Los políticos de este país son especialistas en complicarlo todo, como si no calculasen las consecuencias de sus decisiones en el futuro, solo buscan la forma de engordar sus arcas y el que venga detrás que se apañe. Pues buena la han liado en esta ocasión.

Si el sector del transporte no se pone de acuerdo la mayoría tendrá que echar el cierre

A esta moda se están apuntando distintos dirigentes políticos de todas las Comunidades y tiene muy mala pinta para el sector del transporte, ya que este es incapaz de ponerse de acuerdo y unirse contra este mal común. La prueba la hemos tenido en Guipúzcoa, cuando el sindicato Hiru convocó manifestaciones y caravanas de camiones que no fueron secundadas por las asociaciones del CNTC. Posteriormente, cuando estas últimas convocaron paros durante unos días por el mismo motivo, se dieron de bruces con que Guitrans (la asociación de transportistas más representativa del País Vasco) y el sindicato Hiru les hicieron una bonita peineta y no participaron en dichos paros, lo que supuso el escarnio y burla por parte de la Administración vasca. Este gesto de desunión nos lleva al principio de la cuestión, ¿No será que Fomento contempló, en su proyecto recaudatorio de peajes, que los transportistas serían incapaces de hacerles frente? Llegó el momento de trabajar juntos, unir fuerzas y demostrar la solidez del sector del transporte de mercancías por carretera o la mayoría tendrá que cerrar y buscarse otra alternativa. Y luego hay quien se pregunta por la escasez de conductores. En fin, ver para creer.

Micro de Transporte News Radio

 

Xavi Navarro
Director de Transporte News Radio
www.transportenewsradio.com

Anuncios

El sector del transporte español, un gigante con pies de barro

El vaso medio lleno o medio vacío. ¿Por qué habiendo tocado fondo los camioneros están aletargados?, probablemente será que no tienen claro si su economía, condiciones de trabajo, competencia, futuro, están peor o mejor cada día que pasa.

Artículo de opinión publicado en Diario de Transporte

transporte europeo

También porque el miedo es libre y la lucha por la supervivencia los ha vuelto muy individualistas. Así que, se ponen la venda en los ojos y unos días ven el vaso medio lleno (el transporte va a mejor, cada vez hay más trabajo) o medio vacío (En cualquier otra profesión ganaría más dinero, estaría más tiempo con los míos y tendría mejores condiciones de salud). Por muchos motivos que se escapan a su entendimiento y control, siguen rodando por las carreteras y sosteniendo a ese gigante con pies de barro que puede caer el día menos pensado, junto con la venda de los ojos del transportista.

La manipulación de la información tiene mucho que ver en esa ceguera

Cuando en los medios especializados hablamos del sector del transporte de mercancías por carretera, a qué nos referimos ¿A las empresas, a los autónomos o a los asalariados? Depende del contenido del artículo o de los intereses de su editorial. Lo vemos todos los días, cuando alguna asociación de empresas de transporte emite un comunicado el medio que lo publica puede decidir que su titular sea, por ejemplo, “los transportistas apuestan por…” en vez de “los representantes de la asociación de transportistas – tal o cual – apuesta por…”. Y ¿por qué la prensa, especializada en su mayoría, elige la primera opción? Evidentemente por motivos relacionados con la influencia de esas asociaciones sobre el medio de comunicación. La misma norma rige cuando el Gobierno y sus Administraciones salen a la palestra, titulares y contenido de la publicación parecen redactados al dedillo. Lo malo es que la práctica totalidad de los “mass media” siguen esa regla, comulgar, no enfrentarse con la mano que les da de comer o evitar al menos problemas con el Gran Hacedor, papá Fomento.

Al menos, en un alarde de honestidad, los medios cuando recibimos un comunicado de prensa deberíamos publicarlo tal cual y si su titular alude a los transportistas en general modificarlo y señalar claramente a su autor. Y si queremos incluir nuestra opinión en el artículo indicarlo expresamente. Lo contrario nos incita a creer que la mano negra de la manipulación no está quieta, que su intención no es otra que tener satisfecho al rebaño a puertas de entrar en el matadero. Y no contentos con ese proceder machacan constantemente los ideales asociativos y sindicales que, a base de reiterarlo, han logrado su objetivo: demonizar a las organizaciones cercanas al pequeño transportista.

Como con el resto de las noticias que todos los días nos contaminan nuestra opinión y libre albedrio, también las que nos llegan del sector tienen su influencia sobre el transportista. Pasando de dudar sobre lo que claramente ve y siente en su profesión a creer que está en un error y que debe “tirar pa’ lante” un día más y otro y otro. España va bien.

La falta de referentes deja al camionero a merced de sus miedos. Solución: ponerse la venda.

Ha elegido quedarse solo y, en un pronto de cobardía disfrazada de coraje, se enfrenta a quien sea en discusiones sin límite en los foros habituales, agua de borrajas. Claro que, la solución no es tan complicada, aunque lo parezca: Organización y unidad. Dejar de lado presuntos prejuicios, acercarse a los colectivos de base, asociaciones de pequeños transportistas y sindicatos. Exponer la problemática, participar en las reivindicaciones del sector y en la elaboración de planes de trabajo para mejorar las condiciones actuales.

Asociarse o sindicarse para cambiar el paisaje.

Porque si queremos dejar de trabajar gratis para los cargadores en las labores de carga y descarga del camión, si queremos un precio justo por nuestro trabajo, si queremos participar en los beneficios de las empresas de transporte y entrar en un Comité de Transporte más democrático para que los cambios se hagan realidad, además de otros tantos deseos de mejora, para ello o nos asociamos o nos sindicamos. Siempre que estemos solos podrán con nosotros. No temáis que peor no vais a encontraros, queda demostrado que no se puede estar en la cárcel y con miedo, independientemente de que los magos del gremio de cargadores/operadores logísticos/Fomento estén ideando otra nueva jugada de su chistera de los horrores.

Así, un día de tantos, el gigante con pies de barro caerá para dejar sitio a una profesión digna, atractiva y bien remunerada.

Micro de Transporte News Radio

 

Xavi Navarro
Director de Transporte News Radio
www.transportenewsradio.com

Camionero: ¡Demasiado Viejo para Conducir, Demasiado Joven para Abandonar!

Truck Driver: Too Old to Drive, Too Young to Leave! Un juego de palabras con el título de uno de los temas musicales más famosos del grupo Jethro Tull que, por cierto, recomiendo escuchéis.

Demasiado Viejo para Conducir Demasiado Joven para Abandonar

Todos los seres humanos estamos expuestos a una serie de estímulos que influyen en nuestra salud, tanto física como mental. Cuanto mayor sea esta influencia más difícil es mantener nuestra vitalidad y estabilidad emocional. Pues bien, en la coyuntura actual de los transportistas, bajo presión, estos estímulos hacen mella en su salud y de qué manera. Acelera el envejecimiento de los camioneros machacando su cuerpo y mente antes que a la mayoría de los profesionales de otros sectores.

El límite de edad para que un chofer asalariado pueda jubilarse está en exceso prolongado, comparable al de un oficinista, pudiendo llegar a los 67 años. Para el camionero autónomo la situación no es mejor, ya que para su caso el abandono de la actividad profesional es a los 63 años (modificación hecha con la Orden FOM/64/2017 de 30 de enero, no obstante, para la convocatoria de 2017 la edad mínima se fija en 64), siempre y cuando su maltrecha economía se lo permita, además de cumplir una serie de requisitos exigidos.

Es conocido por una gran parte de la sociedad que los camioneros no son ya esos “turistas pagados” que antaño pensaban los usuarios de las vías al cruzarse con un camión. De hecho, son muchos los intentos por rebajar esos límites de edad de jubilación, ya sea por parte de asociaciones profesionales, sindicatos e incluso movimientos ciudadanos. Sin embargo, están abocados al fracaso, como tantas justas reivindicaciones del sector del transporte habida cuenta la postura del Gobierno que legisla para sus amiguetes: aquellos que necesitan, como todos, que les lleguen los suministros con puntualidad y pulcritud, anteponiendo cualquier emoción ética que no sea la de sus abultados ejercicios económicos.

Y, claro, no hay conductores; no al menos los suficientes. No pueden “permitirse el lujo” de que se jubilen los que hay, ya que la mayoría de los camioneros rebasa los 40 años ¿y por qué no entran jóvenes que los sustituyan? Bueno, eso es harina de otro costal, da para otro artículo, aunque es evidente. Tan solo hay que conocer las duras condiciones de este oficio y lo mal remunerado que está. Pocos son los que se hacen ricos haciendo malabares con la rosca, como se diría en el argot de estos profesionales.

Y en ese estado de cosas al menos los propios interesados en que sigan trabajando esos camioneros deberían hacer un esfuerzo por mejorar sus condiciones laborales. Porque, parece mentira, esos grandes empresarios tratan mejor a los animales que a sus transportistas. ¡Céntrense, señores! Que su avaricia y ansia por acumular petrodólares no les impida ver que van a acabar matando a “su gallina de los huevos de oro”. Sean más inteligentes, al menos, si no pueden ser más humanos: acaben con la carga y descarga de los camiones por los conductores, no intenten prolongar más aún su jornada de trabajo, no les agobien con nuevas imposiciones, apliquen la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que para eso está.

Micro de Transporte News Radio

 

Xavi Navarro
Director de Transporte News Radio
www.transportenewsradio.com