Carreteras en mal estado, el vía crucis del transportista

Malos tiempos corrían en aquel país de la pandereta. Mientras que el interés económico del siervo, del transportista, era aumentar la producción en su propio beneficio, el interés del señor feudal era intentar impedir la existencia de ese rendimiento del trabajo, localizando cualquier forma de excedente productivo para situar sobre él un impuesto, carga feudal o derecho señorial de cualquier tipo.

Por entonces gobernaba un tal Juan sin Tierra que utilizaba la fuerza pública para acaparar los bienes de los empresarios y profesionales, que poca resistencia oponían ya que estos eran incapaces de consolidar resistencia alguna. Quienes sí podían hacerlo estaban ajenos a la problemática principal, se encontraban sumidos en constantes conspiraciones palaciegas. De tanto en tanto el Sheriff de Nottingham realizaba una campaña de recaudación de impuestos y si los diezmos eran insuficientes reprimía a estos profesionales con la exclusión del régimen de módulos, obligando a muchos a refugiarse en los bosques de Sherwood de las falsas cooperativas de transporte. Solo los proscritos desafiaban a los políticos y grandes empresarios, ocultos en las redes sociales, deseando la llegada de un Robin Hood del transporte que les liberase de la opresión.

La renta feudal no se acumulaba en forma de capital, sino que se atesoraba, se consumía, o se malgastaba en inútiles y costosas infraestructuras para el AVE o en el orgullo de la corte: AENA. Para las carreteras y caminos de tránsito no quedaba inversión suficiente. Esas vías, simplemente, las dejaban en manos de forajidos.

Carreteras en mal estado

✍ Artículo de opinión publicado en la sección “El Diván del Transporte” (reflexiones sobre el sector) de Diario de Transporte 13 de mayo 2018

Malditas carreteras

En esos circuitos de rally, mal llamados carreteras, los transportistas se la juegan todos los días. Los datos del Observatorio del Transporte y la Logística en España confirman que cerca del 95% del transporte de mercancías y el 85% de los viajeros circulan por carretera.

El deterioro progresivo de las carreteras españolas incide de forma significativa en la fatiga al volante. La mayoría de los profesionales del volante ya ha tenido algún problema de conducción provocado por el mal estado del pavimento de la red o por la conservación del equipamiento. Y no solo eso, sino que, además, incide en el aumento de los costes de mantenimiento, reparación de los vehículos y vida útil de los mismos. A parte de que influye en los consumos de combustible, o sea, en los costes del transporte.

Los firmes son los más perjudicados por la falta de mantenimiento. Grietas, baches, deformaciones, agujeros y socavones aumentan el riesgo de sufrir deslizamiento, acumulación de agua, salida de vía y mayor fatiga en el conductor. Los resultados de muerte son muy frecuentes y las lesiones por accidente de un profesional de la carretera a menudo son tan graves que alteran su vida, no solamente por las secuelas físicas sino también por las consecuencias económicas.

El mal estado de las carreteras algo tendrá que ver en el aumento de siniestralidad registrado el pasado año 2017, en el que han fallecido en las vías españolas 1.200 personas, 39 más que en el año anterior, en cifras de la DGT.

En el colmo de la desvergüenza Fomento lo que hace es señalizar las irregularidades en el firme y obligar a disminuir la velocidad en dichos tramos, en vez de reparar la calzada. Ya en 2014 este ministerio desvinculaba la conservación de carreteras de la siniestralidad, prefería culpar al aumento de vehículos en las carreteras y al envejecimiento del parque móvil.

Otras alternativas que barajan las autoridades: trasladar tráficos de mercancías a las autopistas de peaje (al considerar que es la mejor solución para reducir la alta siniestralidad que soportan las carreteras), la creación de autopistas ferroviarias (subir camiones al tren) o aumentar el transporte marítimo de corta distancia (Short Sea Shipping).

Invertir en carreteras ¿Para qué?

La conservación del pavimento, del equipamiento de seguridad y de la señalización, son claves para el mantenimiento de las carreteras. Según el último informe de EuroRAP, el 14,5% de la Red de Carreteras del Estado presenta un nivel de riesgo elevado a finales de 2017.

En declaraciones de la Asociación Española de la Carretera (AEC) el déficit acumulado de mantenimiento de carreteras está cercano a los 7.000 millones de euros. En los Presupuestos Generales del Estado se prevé un 4,3% menos para el mantenimiento de carreteras, unos 917 millones, cuando haría falta un mínimo de 1.500 millones de euros al año solo para conservar la red en el estado en el que se encuentra.

Cada euro que no se invierte en conservación de carreteras, se convierte en cinco euros que habrá que gastar en volver a construir un tramo deteriorado. La inversión en mantenimiento de carreteras no es ningún gasto superfluo, ya que es una inversión rentable, pues su coste es un 70% inferior al de levantar la misma infraestructura desde cero.

Con todos estos datos, la conclusión que se extrae es que mientras no se organice una fuerte oposición a las políticas de inversión del Gobierno, en materia de infraestructuras y seguridad vial, el transportista juega a la ruleta rusa cada vez que se pone en marcha y recorre alguna ruta para mantener el bienestar de nuestra sociedad.

Micro de Transporte News Radio

 

Xavi Navarro
Director de Transporte News Radio
www.transportenewsradio.com

Anuncios

Transportista: deprisa, deprisa

Todo comienza cuando el conductor se encuentra sentado en su camión, aparentemente distraído. En el área de servicio, cerca de un polígono cualquiera, escribe a su familia en las redes sociales de su móvil. Repentinamente, recibe la llamada del jefe de tráfico y operaciones de la empresa de transportes para la que trabaja. Le dice que ya está llegando tarde al punto de recogida de una mercancía fundamental para uno de sus mejores clientes. «Date prisa, hay mucho en juego».

Nuestro camionero arranca sin pensarlo dos veces, está agotado y tiene aún que vérselas con esa lluvia incesante y el abundante tráfico. No lleva más de unos kilómetros recorridos cuando, súbitamente, pierde el control del vehículo. Según vuelca este, percibe que cae por un profundo túnel, todo se vuelve oscuro mientras se precipita por un pozo vertical sin asidero alguno. Y se hace de noche.

Cuando la empresa para la que trabaja recibe la noticia del accidente de inmediato buscan a otro chófer. Este otro conductor se encuentra sentado en su camión, aparentemente distraído. En el área de servicio, cerca de un polígono cualquiera, escribe a su familia en las redes sociales de su móvil. Repentinamente, recibe la llamada del jefe de tráfico…

Por supuesto que hay mucho en juego, la vida del transportista.

transportista deprisa deprisa

✍ Artículo de opinión publicado en la sección “El Diván del Transporte” (reflexiones sobre el sector) de Diario de Transporte 6 de mayo 2018

Un trabajo penoso no reconocido suficientemente

La labor de un conductor del sector del transporte de mercancías por carretera no concluye con la conducción del vehículo. Recae sobre él una gran responsabilidad cada vez que se pone en marcha. El Gran Hermano de la DGT lo vigila con especial celo, muchas vidas se ponen en juego, desde la suya propia a la de los demás usuarios de las carreteras. Es el centro del universo de cada ruta del GPS. El gestor de flotas lo controla vía telemática. El jefe de tráfico le hace un seguimiento exhaustivo junto con el cargador que le espera. Y ahí le tenemos, solo y acorralado por las prisas. Ninguno se presta a pensar que es un ser humano, con sus pensamientos, con sus problemas, con su salud cada vez peor. Y todo porque su trabajo no se ciñe únicamente a la conducción.

Todo comienza desde que recoge la mercancía

Tanto el camionero como el repartidor de paquetería, el mensajero de toda la vida, deben tener el vehículo a punto. Y eso no es fácil tarea. Primero los costes de mantenimiento, después el tiempo que hay que dedicar a su herramienta de trabajo. En ocasiones la antigüedad de su vehículo es determinante, no tiene suficiente respaldo financiero como para cambiar a uno nuevo o bien, la empresa para la que trabaja, si es asalariado, tan solo dispone de verdaderas antiguallas en un estado que se cogería con pinzas. Y con todo sale a la carretera día sí y día también.

Carga y descarga en los centros de distribución, en la mayor parte de los casos robando un tiempo a su descanso obligatorio, para salir a toda velocidad y realizar las entregas. Con ansiedad, mal comiendo, mal viviendo. A veces consternado en interminables colas en los muelles esperando a ser atendido, no le dan opción a visitar los servicios, a tomar algún refrigerio, a desconectar. Mal mirado y mal tratado, como si fuese un perro rabioso.

Seres invisibles para unas cosas y para otras molestos

Muchos pasan por achaques propios de una edad no adecuada precisamente para el oficio que practican, menos aún con los tiempos que corren y las exigencias cada vez mayores. Deben estar atentos a la estiba de la mercancía, a la carta de porte, al ADR si llevan mercancía peligrosa, a la ruta que prevé que es la mejor, aunque algunas veces no sea esta la más optima y todo por ahorrar algunos euros en peajes.

La edad máxima para que un ciudadano pueda conducir un turismo se está poniendo en tela de juicio. Sin embargo, no se revisa la edad de jubilación de los conductores de camión. Los accidentes laborales van en aumento, pero eso no inquieta a las autoridades, salvo que en las estadísticas se contemplaran los “accidentes de tráfico” de los transportistas. Para eso son invisibles, claro. Mover algo en otro sentido sería molesto.

Porque lo único que parece importar a esta sociedad deshumanizada es que su paquetito llegue a tiempo. On time. Así que le dicen al conductor: «deprisa, deprisa».

Micro de Transporte News Radio

 

Xavi Navarro
Director de Transporte News Radio
www.transportenewsradio.com

Fomento, el O.K. Corral de los transportistas

El tiroteo en el O.K. Corral fue un reconocido enfrentamiento armado entre forajidos y oficiales de la ley ocurrido detrás de un corral de ganado en el pueblo de Tombstone, Arizona. Todo comenzó con el intercambio de acusaciones que se resolvió con un duelo mortal entre las partes. Con este suceso llegó el declive del viejo oeste. Así se escribe la historia, a veces por no ser capaces de entenderse, el hecho es que con Fomento nadie es capaz de ponerse de acuerdo con nada. 

Fomento el OK Corral de los transportistas

✍ Artículo de opinión publicado en la sección “El Diván del Transporte” (reflexiones sobre el sector) de Diario de Transporte 8 de ABRIL 2018

Haciendo un paralelismo con los últimos acontecimientos del sector, por el que escribo este artículo, todo comienza con el impulso del Ministerio de Fomento a una serie de reuniones entre la representación de los cargadores y de los transportistas de mercancías por carretera. Sin entrar en quien podría encarnar la figura del forajido o del oficial de la ley el caso es que, en dichas reuniones, tras las disputas y tensiones entre los participantes, comienzan a intercambiarse acusaciones de todo tipo que son aireadas en comunicados de prensa de las propias asociaciones. Y aunque se sigan viendo las caras en otros encuentros los protagonistas acuden a Fomento como los protagonistas de O.K. Corral, con pocas ganas de dialogar. Puede que esta sea una de las causas por las que ya se está planteando en diversos foros disgregar el sector del transporte con un ministerio propio, que les represente y que no enarbole como este la bandera de los cargadores. Un verdadero Ministerio de Transportes, porque el actual hace tiempo que perdió su credibilidad y está en pleno declive.

El ministerio del AVE, de AENA y de las autopistas de peaje

Y que siempre tenga la misma actitud ya es crispante. En todos, todos, todos los Presupuestos Generales la inversión más grande que realiza Fomento es para el AVE, una ruina total que solo deja ganancias a sus proveedores. Que como un cáncer está eliminando al tren de media distancia y al nocturno, con lo que las pequeñas poblaciones están cada vez más lejos de su progreso, amen de que el tren de mercancías solo acabará resultando rentable para aquella parte que hayan privatizado (táctica habitual de este Gobierno). El otro bocado más suculento se lo dejarán a AENA, miles de millones, por ejemplo, serán invertidos en el aeropuerto de Barajas. A la mayor gloria de los accionistas, mayormente de su cuerda, que se encuentran en la zona de confort mientras rijan los destinos de este país los mismos que gobiernan en la actualidad. Y qué decir de las autopistas de peaje en quiebra que está rescatando Fomento a la par que reduce la inversión en carreteras y resto de infraestructuras viarias. Salvo las migajas que entrega tácitamente a las asociaciones del sector del transporte por medio de los presupuestos a la formación nada tiene este que agradecerle. Todo lo contrario.

El ministerio de los desvíos obligatorios a peajes

Para que vamos a decir nada sobre el respecto, acaso ¿no está el sector lo suficientemente maduro para reaccionar ante semejante atropello? Aquí la figura del forajido, quiere Fomento, que la encarne el transporte por carretera. Por arte de birlibirloque donde dije digo, digo Diego. Joaquín del Moral (director general de la cosa del transporte este, del ministerio este) no hace tanto que juraba y perjuraba que no habría euroviñeta y sus más cercanos colaboradores, entre ellos algunos de los propios representantes del sector, lo aplaudieron y se esforzaron en hacernos creer que era palabrita de santo. Pues toma del frasco carrasco, las Comunidades Autónomas le hacen el trabajo sucio y se ponen a recaudar a los camiones su paso por cualesquiera de sus carreteras, a lo que Fomento responde empujando a los transportistas con meros caramelitos y palmaditas en la espalda hacia las autopistas de peaje, claro, negocio redondo ahora que está rescatando dichas aberraciones para sus amiguetes de las grandes constructoras. Además de ser cómplice (nada hizo para detenerla) de la campaña de la DGT de desprestigio del transportista como causante de incontables accidentes, más que nada para encontrar apoyos entre la ciudadanía contra estos forajidos al volante de vehículos con muchas toneladas y gran poder destructivo. Todos contra el camionero, lejos de nuestra vista mejor y ya, lo ideal, que sea por una autopista de pago.

El ministerio de los cargadores, de sus 44 toneladas y de los megatrucks

Además de sus fracasos como con el Corredor Mediterráneo, con los controladores aéreos, con la estiba y, ya en el sector del transporte de mercancías por carretera, con el requisito de los tres camiones ante el TJUE, ahora también se mete en otros “charcos” como la separación de los transportistas de la Directiva de trabajadores desplazados, el intento de modificación de los tiempos de conducción y descanso del actual 561 o la aplicación “a su aire” de las normas europeas tales como la que afecta a la honorabilidad de los conductores, entre otros. Pero, por si no fuese suficiente caldo de cultivo para irritar a los transportistas, se pasea entre las calles del Tombstone invitando a que se vean las caras forajidos y oficiales con el propósito de que se acepten 4 toneladas más de carga, así, por la cara. Y sino… decretazo al canto. Ya lo vimos con el megacamión. En O.K. Corral se enfrentan transportistas y cargadores, pase lo que pase con este encuentro nos acercará al declive del viejo oeste, del viejo Ministerio de Fomento.

Micro de Transporte News Radio

 

Xavi Navarro
Director de Transporte News Radio
www.transportenewsradio.com

Premap y Fenadismer se unen para reducir la siniestralidad laboral en el sector del transporte por carretera

Premap Seguridad y Salud y Fenadismer (Federación Nacional de las Asociaciones de Transporte de España) han firmado un acuerdo por el que sus asociados se beneficiarán de unas mejores tarifas y condiciones al contratar los servicios de prevención de riesgos laborales y vigilancia de la salud para los trabajadores del sector.

accidente-camion

Fenadismer está integrada por 58 asociaciones que agrupan a 32.000 empresas de transporte, la mayoría de ellas pymes o autónomos, con unos 60.000 vehículos. Se da la circunstancia de que el sector del transporte es uno de los que su siniestralidad laboral tiene consecuencia más grave que en otros sectores económicos, dado que los accidentes de tráfico son la causa de una de cada tres muertes en accidente laboral en España.

Fenadismer mantiene periódicamente reuniones con representantes de los Ministerios de Fomento, Interior y Empleo con el fin de analizar la siniestralidad de los vehículos de transporte profesional. Se da la circunstancia de que en los siete primeros meses de este año se han incrementado en un 30% las muertes por accidente de tráfico laboral, tanto por desplazamientos “in misión” como “in itinere”.

Este incremento de la accidentabilidad laboral ha llevado a la DGT a vigilar muy de cerca a los vehículos de transporte de mercancías (camiones y furgonetas), que representan actualmente el 16% del parque automovilístico, y a extremar las medidas para reducir la siniestralidad. Asimismo, las compañías de seguros se plantean una subida de las primas para compensar este aumento de la siniestralidad.

Por todo ello Premap y Fenadismer van a explorar nuevas formas de colaboración con el fin de elaborar un modelo de gestión que mejore la seguridad y el bienestar de todas las personas que trabajan en el sector, especialmente de los conductores profesionales de vehículos de transporte de mercancías por carretera.

Fenadismer está comprometida con la sociedad y promueve en las asociaciones que la integran que sus empresas asociadas fomenten la prevención de riesgos laborales y la vigilancia de la salud de las personas que trabajan en ellas.

Gracias a este acuerdo estas empresas dispondrán de un servicio en materia de prevención de riesgos laborales adaptado a las actividades de sector de transporte, tanto para empresas con asalariados como para los empresarios autónomos, con la garantía y calidad asegurada por PREMAP, el primer operador nacional en prevención de riesgos laborales que cuenta con 56.000 clientes, más de dos millones de trabajadores y una red de 246 centros de prestación de servicio en todo el territorio nacional.

Logo FenadismerSobre Fenadismer

Fenadismer (Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España) fue creada en 1977 y es una organización que representa y defiende los intereses de un colectivo de 32.000 transportistas autónomos y pequeñas empresas del transporte con más de 60.000 vehículos. Está integrada por 58 agrupaciones regionales y colabora con las administraciones públicas para adaptar en cada momento la Ley de Ordenación del Transporte a la realidad de cada momento.

Logo PremapSobre Premap

Premap Seguridad y Salud es la empresa líder del sector de prevención de riesgos laborales en España. El principal objetivo de la empresa es ayudar a sus clientes a crear puestos y lugares de trabajo seguros y saludables, reduciendo así los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales. La compañía cuenta con 2.190 empleados, 246 centros de prestación de servicios desde los que se atiende a 2.100.000 trabajadores.