El convenio único, otro de los cantos de sirena del sector del transporte de mercancías por carretera

Todos los trabajadores desean mejoras económicas y laborales, por lo que es entendible que quieran que todo el sector esté amparado por los mismos derechos, de ahí que haya nacido el deseo de regirse por un convenio único. Desde la patronal también podemos escuchar que desean un convenio único. Y todo parece casar, sin embargo, los representantes empresariales vienen avisando de que hay que ser conscientes de que no van a aceptar la unificación haciéndolo al nivel más alto. ¿Entonces? Una negociación abierta sobre este tema puede dejar muchos cadáveres laborales por el camino.

Cantos de sirena del convenio único

Esperemos que la representación de los trabajadores del sector no se deje llevar por los cantos de sirena del convenio único, no sea que este les arroje a los acantilados.

✍ Artículo de opinión publicado en la sección “El Diván del Transporte” (reflexiones sobre el sector) de Diario de Transporte 25 de marzo 2018

Entendiendo los convenios colectivos

Los convenios colectivos son los acuerdos firmados entre los representantes de los trabajadores y de los empresarios, que tienen como objetivo establecer, por un lado, las condiciones de trabajo y de la producción y, por otro, regular la paz laboral. El convenio colectivo es la legislación laboral aplicable para cada empresa a la que le afecte a nivel sectorial. Es un texto que obliga, pero que tiene la consideración de mínimo tanto por empresas como trabajadores, pudiendo mejorar ambos voluntariamente las condiciones reflejadas en el texto pactado. En la medida en que un convenio extienda sus efectos a un número menor de trabajadores, más se podrá ajustar a sus características y necesidades concretas.

Nuestro ordenamiento admite una amplia libertad de negociación, especialmente para fijar los niveles de negociación. Esta última cuestión se certifica a través de lo previsto por el art. 83.1 ET: “Los convenios colectivos tendrán el ámbito de aplicación que las partes acuerden”.

¿Qué tipos de convenios colectivos existen en el sector del transporte de mercancías por carretera?

Existen convenios colectivos según el área geográfica de aplicación:

  • Convenios de ámbito autonómico.
  • Convenios de ámbito provincial o interprovincial.
  • Convenios de ámbito local o comarcal.

También hay convenios colectivos que se distinguen por el número de personas afectadas por los mismos:

  • Convenio de empresa o de ámbito inferior a la empresa: afecta a todos los trabajadores de la empresa o solo a un sector de la misma.
  • Convenio de ámbito superior a la empresa: agrupa a varias empresas de un mismo sector económico.

Las disposiciones de un Convenio Colectivo en vigor de ámbito superior al de empresa se pueden aplicar a una pluralidad de empresas y trabajadores o a un sector perteneciente al mismo o a similar ámbito funcional. Asimismo, es de resaltar que en caso de que ni siquiera existiera convenio, cabría acudir al Estatuto de los Trabajadores como marco de regulación de las relaciones laborales.

La posibilidad de negociar a diferentes niveles convenios colectivos prevé la posibilidad de que haya más de un convenio colectivo al mismo tiempo, que resulte aplicable a un colectivo concreto de trabajadores. Ello plantea la necesidad de utilizar criterios que determinen cuál es la norma o convenio aplicable. El ordenamiento responde a esta cuestión estableciendo una regla especial: el principio de prohibición de concurrencia de principios.

  1. Un convenio de empresa no impide jamás la existencia de uno posterior y superior, si bien este último debe respetar el ámbito del primero.
  2. Un convenio superior primero en el tiempo impide la afectación por parte de uno posterior y de empresa.
  3. Si se cumplen los requisitos del ET art. 84 párrafo segundo, un convenio superior al de empresa y primero en el tiempo, puede verse afectado aun cuando sea el primero, por un convenio posterior, de ámbito superior a la empresa, pero de ámbito geográfico inferior al primero en el tiempo (por ejemplo, convenio nacional primero en el tiempo y convenio provincial segundo en el tiempo; convenio nacional o autonómico primero en el tiempo y convenio provincial segundo en el tiempo).

Los Acuerdos Generales, la cuesta más empinada de la negociación

El Acuerdo General para el transporte de mercancías es una plataforma que, en colaboración con los convenios colectivos, sirve para regular las relaciones laborales. Las diferencias entre los convenios provinciales y las posibles contradicciones en las regulaciones han marcado desde hace tiempo la negociación colectiva en el sector. Estas diferencias se han intentado solventar en los diferentes Acuerdos Generales, que establecen que una comisión debería reunirse al menos tres veces al año para tratar estos temas, pero este punto no ha sido del todo respetado.

A día de hoy se debería estar discutiendo ya el III Acuerdo General, dado que sobre estas fechas se habría acordado reunirse. El III Acuerdo General no tiene carácter de norma a no ser que el convenio provincial se acoja al mismo. No obstante, establece una serie de recomendaciones.

Los Acuerdos Generales buscan limar las diferencias existentes entre los convenios colectivos provinciales en aspectos tan importantes como las dietas o los salarios mínimos que pueden presentar diferencias de hasta un 30% entre algunas comunidades.

¿Y por qué no un Convenio Estatal?

La diversidad geográfica de convenios por ámbitos territoriales no es algo exclusivo de nuestro país: en el caso de Alemania, cada región posee su propio convenio territorial. Debe tenerse en cuenta que el coste económico de vivir en una provincia u otra de España varía enormemente, lo que justifica que los salarios a abonar también sean diferentes. Si adoptamos un “convenio único” muchos trabajadores se verían afectados por una rebaja en sus condiciones económicas y, quizás, en sus condiciones laborales. Como es comprensible la patronal no tiene intención de “igualar por arriba”. Ved también las múltiples declaraciones de sus líderes apostando por un “convenio único” como la mejor solución.

Cuando pensamos en un convenio que regule las condiciones de los trabajadores no debemos olvidar que la letra del mismo no deja lugar a dudas: se debe denunciar aquel convenio que intente rebajar las condiciones de uno de ámbito superior. Por eso se negocian los convenios con la convicción de que estos siempre han de tender a la mejora de los derechos laborales y económicos. No se deberían firmar, en ningún caso, convenios de empresa que resuelvan condiciones inferiores al convenio provincial. Por lo que la solución no está en buscar un “convenio único” sino en alcanzar un acuerdo para firmar un convenio estatal, al margen de los Acuerdos Generales, pero aprovechando la corriente negociadora de estos, que permita equilibrar los convenios provinciales sin riesgo a que se pierdan derechos adquiridos.

Es de vital importancia que los trabajadores comprendan esto y no se dejen lleva por cantos de sirena que les arrojen a los acantilados.

Micro de Transporte News Radio

 

Xavi Navarro
Director de Transporte News Radio
www.transportenewsradio.com

Anuncios

Cunde el desánimo: Los representantes de las tribus transportistas no han acudido

Sí, señores, por fin llegó el día. Probablemente pensemos que la representación del transporte de mercancías por carretera ha tardado y mucho en reaccionar, nada menos que 18 años, 18 foros.

ElDivanDelTransporteArtículo de opinión publicado en la sección “El Diván del Transporte” (reflexiones sobre el sector) de Diario de Transporte 18 de marzo 2018

Foro AECOC de cargadores
El 15 de marzo se celebró el XVIII Foro Nacional del “Transporte”, organizado por AECOC (Asociación de Fabricantes y Distribuidores. No de transportistas), la mayoritaria de este país. Este evento contó con la ausencia de los máximos representantes del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC), por primera vez, dejando claro que este es, en realidad, lo que es: Foro Nacional de Cargadores. Ese mismo día conocimos la noticia del cambio de presidencia en el CNTC, Carmelo González sucedió a Ovidio de la Roza y, como muestra de que hay posibilidades de un cambio de estrategia en la nueva etapa del Comité, su primer gesto fue el desaire a la convocatoria de los cargadores. Sí, señores, porque quizás se hayan quitado la venda de los ojos, como pedíamos desde otros artículos de opinión. Quizás rompan con la presión que ejercen los cargadores, especialmente la gran distribución.

Foro Nacional de Cargadores

Un Foro, este de AECOC, donde mostraban al mundo su dominio sobre el sector del transporte. Donde amaestrados los representantes de mercancías por carretera aceptaban una avalancha sí y otra también de reproches, de intentos de rebaja de condiciones económicas y de negocio. Los cargadores, siempre respaldados por quien les da cobijo y es el adalid de todas sus propuestas, el Ministerio de Fomento. Una institución que en sus estrategias, normativas y planes hacia el sector del transporte por carretera son reflejo de lo que piden los cargadores. Lo declaró abiertamente en su discurso en este último Foro de los Cargadores con propuestas como las de impedir la marcha de transportistas por abandono de la profesión eliminando las ayudas, apoyó abiertamente las 44 toneladas como hizo en su día con los megatrucks, etc.

Es como en los chistes de Gila llamando por teléfono al enemigo, esa complacencia y disposición es la que la representación del transporte ha venido manteniendo hasta la fecha. Ved sino el contrato de transporte, con esas cláusulas de “salvo pacto en contrario” para un tema tan claro como la carga y descarga, dándose la paradoja de que luego se pide mayor seguridad en las carreteras. Olvidándose de que al conductor le han mantenido en espera durante horas, después le han forzado a descargarse y/o cargarse toneladas de mercancía (en muchos casos ayudados únicamente de una traspaleta manual), a embalarla, ubicarla, controlar el stock y realizar funciones propias de un empleado de logística, de un mozo especializado de almacén. Y todo ello GRATIS para el cargador. Ahora que andan los trasportistas “más protestones que de costumbre con esas tareas” vuelven los cargadores a querer que transporten 4 toneladas más con los mismos vehículos y, por supuesto, GRATIS. Esos cargadores que han instituido los tan dañinos tenders, cuyas subastas tiran los precios del transporte por los suelos. Cuyo afán por los beneficios no remueve sus conciencias para sacar sus mercancías al mercado, al menor coste, ya que lo hacen por medio de empresas de transporte cuyas flotas están compuestas de personal totalmente rumanizado.

¿Y por qué los transportistas no crean su propio lobby?

Y es que lo que necesita el sector del transporte de mercancías por carretera es constituirse como un verdadero lobby, con fuerza en las negociaciones y que no deje que le impongan condiciones de servicio o tarifas ridículas. Además de un ministerio dedicado solo al sector, un Ministerio del Transporte, no como ahora que Fomento funciona de la mano de los cargadores.

El CNTC es la punta del iceberg de un sector muy vapuleado en todos los sentidos. Quizás, solo quizás, los representantes de ese CNTC no se asusten como hasta la fecha y planten cara a sus clientes, a los cargadores, pongan sus condiciones y no se amedrenten a la hora de movilizarse o luchar por ellas. Como siempre el artículo llega a la misma conclusión: Unidad. De momento hemos visto gestos bastante convincentes, tanto en las negociaciones con esos cargadores meses atrás como en el desplante en su foro. A ver si esta nueva etapa del CNTC nos lleva a creer que no todo está perdido en esta profesión.

Micro de Transporte News Radio

 

Xavi Navarro
Director de Transporte News Radio
www.transportenewsradio.com

El sector del transporte español, un gigante con pies de barro

El vaso medio lleno o medio vacío. ¿Por qué habiendo tocado fondo los camioneros están aletargados?, probablemente será que no tienen claro si su economía, condiciones de trabajo, competencia, futuro, están peor o mejor cada día que pasa.

Artículo de opinión publicado en Diario de Transporte

transporte europeo

También porque el miedo es libre y la lucha por la supervivencia los ha vuelto muy individualistas. Así que, se ponen la venda en los ojos y unos días ven el vaso medio lleno (el transporte va a mejor, cada vez hay más trabajo) o medio vacío (En cualquier otra profesión ganaría más dinero, estaría más tiempo con los míos y tendría mejores condiciones de salud). Por muchos motivos que se escapan a su entendimiento y control, siguen rodando por las carreteras y sosteniendo a ese gigante con pies de barro que puede caer el día menos pensado, junto con la venda de los ojos del transportista.

La manipulación de la información tiene mucho que ver en esa ceguera

Cuando en los medios especializados hablamos del sector del transporte de mercancías por carretera, a qué nos referimos ¿A las empresas, a los autónomos o a los asalariados? Depende del contenido del artículo o de los intereses de su editorial. Lo vemos todos los días, cuando alguna asociación de empresas de transporte emite un comunicado el medio que lo publica puede decidir que su titular sea, por ejemplo, “los transportistas apuestan por…” en vez de “los representantes de la asociación de transportistas – tal o cual – apuesta por…”. Y ¿por qué la prensa, especializada en su mayoría, elige la primera opción? Evidentemente por motivos relacionados con la influencia de esas asociaciones sobre el medio de comunicación. La misma norma rige cuando el Gobierno y sus Administraciones salen a la palestra, titulares y contenido de la publicación parecen redactados al dedillo. Lo malo es que la práctica totalidad de los “mass media” siguen esa regla, comulgar, no enfrentarse con la mano que les da de comer o evitar al menos problemas con el Gran Hacedor, papá Fomento.

Al menos, en un alarde de honestidad, los medios cuando recibimos un comunicado de prensa deberíamos publicarlo tal cual y si su titular alude a los transportistas en general modificarlo y señalar claramente a su autor. Y si queremos incluir nuestra opinión en el artículo indicarlo expresamente. Lo contrario nos incita a creer que la mano negra de la manipulación no está quieta, que su intención no es otra que tener satisfecho al rebaño a puertas de entrar en el matadero. Y no contentos con ese proceder machacan constantemente los ideales asociativos y sindicales que, a base de reiterarlo, han logrado su objetivo: demonizar a las organizaciones cercanas al pequeño transportista.

Como con el resto de las noticias que todos los días nos contaminan nuestra opinión y libre albedrio, también las que nos llegan del sector tienen su influencia sobre el transportista. Pasando de dudar sobre lo que claramente ve y siente en su profesión a creer que está en un error y que debe “tirar pa’ lante” un día más y otro y otro. España va bien.

La falta de referentes deja al camionero a merced de sus miedos. Solución: ponerse la venda.

Ha elegido quedarse solo y, en un pronto de cobardía disfrazada de coraje, se enfrenta a quien sea en discusiones sin límite en los foros habituales, agua de borrajas. Claro que, la solución no es tan complicada, aunque lo parezca: Organización y unidad. Dejar de lado presuntos prejuicios, acercarse a los colectivos de base, asociaciones de pequeños transportistas y sindicatos. Exponer la problemática, participar en las reivindicaciones del sector y en la elaboración de planes de trabajo para mejorar las condiciones actuales.

Asociarse o sindicarse para cambiar el paisaje.

Porque si queremos dejar de trabajar gratis para los cargadores en las labores de carga y descarga del camión, si queremos un precio justo por nuestro trabajo, si queremos participar en los beneficios de las empresas de transporte y entrar en un Comité de Transporte más democrático para que los cambios se hagan realidad, además de otros tantos deseos de mejora, para ello o nos asociamos o nos sindicamos. Siempre que estemos solos podrán con nosotros. No temáis que peor no vais a encontraros, queda demostrado que no se puede estar en la cárcel y con miedo, independientemente de que los magos del gremio de cargadores/operadores logísticos/Fomento estén ideando otra nueva jugada de su chistera de los horrores.

Así, un día de tantos, el gigante con pies de barro caerá para dejar sitio a una profesión digna, atractiva y bien remunerada.

Micro de Transporte News Radio

 

Xavi Navarro
Director de Transporte News Radio
www.transportenewsradio.com