Por qué se moviliza el Transporte por Carretera

Aunque la pregunta debería ser realmente ¿Por qué ha esperado tanto el transporte para movilizarse? Lo extraño, visto desde fuera, es que se haya tocado fondo para reaccionar. Tantos y tantos abusos cometidos sobre el colectivo de transportistas autónomos, inmovilistas como ellos solos, no han hecho mella en su actitud sumisa y, sin embargo, la chispa ha prendido justamente ahora. Pero ¿por qué ahora?

movilización del transporte de mercancías por carretera

Han caído miles de empresas, la mayoría pymes y autónomos, aunque las grandes empresas del sector del transporte de mercancías por carretera son aún más poderosas y potentes, con mayores beneficios que hace unos años. La competencia desleal, la deslocalización de empresas, las mezquinas maniobras empresariales en las subastas de portes y especialmente de retornos, ciertamente han dañado mucho a los pequeños autónomos. Pero lo que más ha afectado a este colectivo han sido las decisiones tomadas desde el Ministerio de Fomento, los cambios de normativas que beneficiaban a las grandes empresas y a los cargadores, particularmente a estos últimos. Decisiones ideadas para “desatomizar” al sector, constituido básicamente por un importante y numeroso volumen de pequeños autónomos, pilar de la estabilidad del mercado y no como nos han querido vender que era todo lo contrario.

✍ Artículo de opinión publicado en la sección “El Diván del Transporte” (reflexiones sobre el sector) de Diario de Transporte 7 de octubre 2018 

La crisis de las clásicas organizaciones

Sin embargo, un gran número de pymes y autónomos estaban organizados en asociaciones, algunas de las cuales disfrutan de representación en el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC). Y es precisamente desde ahí donde se cocina el futuro de los profesionales del sector. Tantos años viendo perder su poder adquisitivo, perdiendo sus derechos, sintiéndose cada vez más vilipendiados, más denigrados, han bastado para que se despierte en ellos un sentimiento de rebeldía que parecía muerto desde aquellas fechas de revueltas de los transportistas, allá por el año 2008.

Las pequeñas asociaciones, la mayor parte de las cuales están integradas en federaciones o confederaciones, han dado la espalda a la sombra que se suponía que les cobijaba y han decidido tomar un camino diferente. Tras años en los que han dejado el gobierno y las decisiones en manos de las organizaciones del CTNC han comprendido, a base de muchos palos, que de seguir así acabarían desapareciendo del mercado.

Todos somos conocedores de las declaraciones de los principales gerentes de las grandes organizaciones del sector del transporte de mercancías por carretera, lamentos y rabietas por la baja asistencia a sus congresos, asambleas, reuniones, incluso a sus convocatorias a paros patronales (ver lo acontecido en enero de este mismo año en Guipúzcoa). Se quejan de que sus asociados no participan, que dejan las decisiones al azar y al control o descontrol de las juntas directivas de las federaciones/confederaciones. Incluso su altanería no les deja ver más allá de sus narices y son capaces de sacar pecho para enfrentarse con el Gobierno bajo la amenaza de un paro patronal por motivos que deberían haberlos empujado a algo así hace ya muchos años y que ahora ya han perdido credibilidad, respeto y apoyos. Otra oportunidad para asistir a un símil de lo sucedido con los peajes de Guipúzcoa, donde no paró ni el Tato. Además, el cambio de Gobierno les ha empujado a amenazar a este último, que no cuenta con las simpatías de la gran patronal del sector, acostumbrados a obtener todo tipo de prevengas de los aparatos de un Ministerio de Fomento en manos de neoliberales y conservadores.

Y entonces dijeron ¡BASTA!

Con ese caldo de cultivo, las pequeñas agrupaciones profesionales de transportistas se han alzado, han negociado por su cuenta e incluso se han unido entre ellas sorprendentemente ya que militan en “bandos distintos y con intereses supuestamente opuestos”. Véase el caso de la asociación barcelonesa Sintraport/Contraport (que está integrada en Fetransa) y la federación tarraconense de transportistas FEAT (que está integrada en Cetm), ambas con representación en el CNTC. Si conocéis la política interna de dicho comité y sus vaivenes comprenderéis la lejanía de objetivos entre Fetransa y Cetm. Y junto con Sintraport, Cotraport y Feat se unen Asotrans de Lleida y Asetrans de Girona a una movilización con una marcha lenta de camiones el próximo día 11 de octubre a las 17 horas, tras la prohibición de que los camiones circulen por determinados tramos de la N-340 y N-240, con la obligación de desviarse a las autopistas de peaje AP-7 y AP-2. Sabemos, a fecha de hoy, que hay pendientes asambleas dentro de otras asociaciones para secundar esta movilización y que tras las mismas se unirán muchos más profesionales.

Lo mejor de todo es poder comprobar que han los profesionales del sector han despertado y viendo que no se podía contar con los “de siempre” han decidido UNIRSE y reforzar esa actitud de lucha que puede servir para futuros acuerdos entre las asociaciones que se movilicen.

Me digo a mí mismo que, ante lo inesperado de esta situación, todavía hay esperanza. Los pequeños juntos, unidos, no serán tan pequeños. Quizás rompan las ataduras con las clásicas organizaciones que antaño les prometieron defenderles y se tomen en serio otras alternativas organizativas, para que nunca más caminen solos. Como el universal himno del Liverpool “You’ll Never Walk Alone”. Mis más fervientes deseos de que todo esto no quede sólo en un encuentro más entre profesionales, que se planteen que han venido haciendo hasta la fecha y busquen un nuevo rumbo para sus asociados y, por ende, para todo el sector del transporte de mercancías por carretera.

Micro de Transporte News Radio

 

Xavi Navarro
Director de Transporte News Radio
www.transportenewsradio.com

Anuncios

¿Beneficios para el transporte? todo para el Estado, pero sin el Estado

El transporte por carretera, tanto de mercancías como de viajeros, ha dejado de ser rentable para los profesionales. Ya sean pymes, autónomos o asalariados lamentan que cada día les cueste más, no ya obtener beneficios, sino subsistir de su trabajo en esa guerra de trincheras que se ha convertido la carretera.

Beneficios para el transporte no para el Estado si

✍ Artículo de opinión publicado en la sección “El Diván del Transporte” (reflexiones sobre el sector) de Diario de Transporte 30 de septiembre 2018

Fagocitando derechos

Y no solo lo económico nubla el horizonte de los transportistas, también la carencia de condiciones laborales dignas. Los conductores profesionales sufren a diario horas interminables de trabajo en penosas condiciones, con riesgo de su salud, realizando tareas que en muchas ocasiones les son ajenas a su profesión. Deben, también, sortear las presiones recibidas tanto por clientes como, en su caso, por sus patrones, en jornadas de máxima tensión debido a agentes externos a su labor e internos por los paupérrimos recursos que les van quedando y que poco a poco las diferentes legislaciones les van esquilmando.

Si os fijáis bien, especialmente si echáis mano de las hemerotecas, los recortes sufridos en los derechos de los trabajadores han sido cada vez mayores y más cruentos. Sin importarles un ápice quienes cayesen en el mercado, en el sector. Los diferentes regidores de ese ministerio que se hace llamar Fomento, y que de “Transporte” tiene cada vez menos, han machacado una profesión que da de comer en España a millones de familias, tanto las propias de los profesionales de la carretera como las de los proveedores y empresas de servicios que viven de estos y del transporte en general.

Un selecto y exclusivo órgano “de consulta”

Las multinacionales, la gran empresa, los especuladores de turno son los que se han beneficiado de la sombra alargada de ese ministerio. Para ello acotaron su “reserva de caza” legislando para favorecer un órgano de mediación entre transportistas, tanto de viajeros como de mercancías, y los ambiciosos Gobiernos de turno sin escrúpulos. Lo llamaron Comité Nacional del Transporte por Carretera y lo dividieron por secciones para poder estrujar más a los profesionales según el tipo de trabajo que realizasen. Y, por si no fuese suficiente, se hacen acompañar en ese órgano por agentes interesados en la cadena de suministro que no solo viven de los beneficios de sus clientes, sino de los recortes a sus proveedores transportistas, tales como los logísticos y los cargadores. Pero para que todo ello funcionase como una máquina bien engrasada se debía preparar el terreno propicio: las distintas leyes, decretos, directivas y ordenanzas para arrancar la piel de los transportistas a girones.

Un Estado absolutista que mira con desprecio al sector

Los lamentos de los profesionales de la carretera les importan un bledo a los regentes. Total, siempre están dispuestos a soportar lo que les metan, una y otra vez. La Administración gobierna para los Ibex 35 y cia. Un profesional del camión, del autobús, del taxi… una fuente de ingresos para el Estado. Y cuando estos reclaman su amparo y protección los legisladores se reúnen con la gran patronal, cargadores, empresarios de la economía digital y otros especuladores para crear otro decreto, otra ley que impida, incluso, que los transportistas puedan protestar. A continuación, se encierran en una sala con los representantes del CNTC y la firma con los acuerdos es cosa de tiempo. Pero, dónde están los sindicatos de clase y las asociaciones de transportistas sin representatividad cuando esto sucede… pues en sus corralitos, arrinconados por la presión ejercida por una sociedad manipulada al extremo. ¿Alguien alzó la voz ante el “mamoneo” de las tarjetas de transporte?

El estado se nutre tanto de los impuestos a los transportistas como de los empresarios y clientes de estos, sin embargo, exprime a los primeros porque estos no se resisten y los otros ya se organizaron hace tiempo con grandes bufetes de abogados, medios de comunicación que comen de su mano y además ofrecen a los políticos puertas giratorias para cuando ya no estén gobernando. Por lo que todo pasa por un Estado que todo lo acapara pero que no comparte nada con la sociedad ni con sus trabajadores. Un Estado íntegramente absolutista que poco a poco nos deja escenas cotidianas como las vividas en la revolución francesa, que ya sabéis cómo terminó y cuan afilada era su guillotina.

Micro de Transporte News Radio

 

Xavi Navarro
Director de Transporte News Radio
www.transportenewsradio.com

Taxi, bus, furgo, camión, en la jungla del transporte

Tantas dificultades rodean al oficio de transportista, tanto de viajeros como de mercancías, que las llevan interiorizadas de tal manera que se obsesionan y ello les impide ver la realidad con claridad, o como dijo aquel, “los árboles les impiden ver el bosque”. Cuando están con la familia sus pensamientos siguen atados a la carretera, hablan con amigos y sale una y otra vez el tema del trabajo. No encuentran el equilibrio entre lo profesional y lo personal. ¿Conciliación laboral en este sector? nada, eso es hoy por hoy pedir un imposible. El estrés acumulado de los profesionales afecta a su vida familiar y a su entorno. Tarde o temprano deberán plantearse una salida a esa situación y, para ello, habrán de conseguir apoyos.

la jungla del transporte

✍ Artículo de opinión publicado en la sección “El Diván del Transporte” (reflexiones sobre el sector) de Diario de Transporte 16 de septiembre 2018

Ceguera temporal que se convierte en crónica

Las pésimas condiciones laborales. La presión ejercida por clientes, empresarios, Administraciones, cuerpos de seguridad y la propia legislación (creada de facto para exprimir al profesional). Los accidentes e incidentes. Las averías del vehículo. La inseguridad, asaltos y robos. Las condiciones climatológicas adversas. El temor a no poder pagar las facturas. La salud deteriorada por lo sacrificado del oficio… y todavía se pueden ver a estos abnegados trabajadores por todas partes, en las calles y rutas de nuestro país. Y menos mal que es así porque si no todo se paralizaría.

Pero volvamos al principio. ¿Es que nadie les dijo lo que les esperaba? ¿No sopesaron las consecuencias de decidirse por esta profesión? Quizás. Pero algunos, los más románticos se lanzaron a la carretera a perpetuar la gesta de algún familiar o conocido, o el canto de libertad que se le suponía al estar “a tu aire”, sumado a que tal vez no lo evaluaron en profundidad, los llevaron a conducir un autocar, un taxi, una furgoneta o un camión. Tendrán sus ratos buenos, aunque todos saben que la mayor parte del tiempo lo pasan sufriendo y una vez convertido al volante es difícil dejarlo. Tanto es así que intentan no pensarlo, independientemente de que cada día tengan más y más problemas. Echan la cortina a su mente y así, un día tras otro, esa ceguera, esa falta de sinceridad con uno mismo, se convierte en crónica.

Se están uniendo los distintos colectivos del sector 

No sería posible que, si los transportistas dejasen el oficio, la mayoría de los que ahora están en activo, a los políticos se les plantearía hallar una solución urgente, que seguramente pasaría por defenderlos de la competencia desleal, mejorar sus condiciones, escuchar sus reivindicaciones para darles solución, mejorar sus ganancias, etc. Pues, por qué esperar a que suceda algo así (ya vamos en camino), lo óptimo sería atajar el problema ya que cada vez hay menos personas dispuestas a trabajar la carretera, estén en paro o no.

De camino a ese horizonte sin conductores hay quien apuesta por unir fuerzas para reivindicar o movilizarse, es el caso de los taxistas con los camioneros y viceversa. Algunas organizaciones ya vienen teniendo contactos de un tiempo a esta parte y cada día hay más transportistas y taxistas dispuestos a colaborar en las manifestaciones de unos y otros. Pero la cosa va en serio, en los meses venideros tendréis las primeras imágenes de cabezas tractoras y taxis manifestándose juntos mezclando siglas y logos de distintas organizaciones profesionales. Los sindicatos no pueden quedarse al margen.

Con lo fácil que hubiera sido todo si los Gobiernos hubiesen atendido a los profesionales de la carretera, los hubieran protegido y respetado. Ahora llegarán las movilizaciones y abandonos de la profesión y con ello el llanto y crujir de dientes de más de uno “de los de arriba”.

Micro de Transporte News Radio

 

Xavi Navarro
Director de Transporte News Radio
www.transportenewsradio.com

Camioneros, los malos en las noticias, discriminados siempre

Una reflexión más referente al tratamiento de la información por los medios de comunicación y que tanto daña la imagen del sector del transporte de mercancías por carretera. La discriminación a los profesionales de la carretera ha sentado catedra en las editoriales, especialmente en la sección de sucesos.

Camioneros los malos en las noticias

✍ Artículo de opinión publicado en la sección “El Diván del Transporte” (reflexiones sobre el sector) de Diario de Transporte 9 de septiembre 2018

El camionero invisible

Titular en un medio de comunicación cualquiera: Cortada la A-4 por vuelco de camión. Entradilla de la noticia: Atascos kilométricos y horas de tráfico congestionado hasta que el vehículo ha podido ser retirado. Pasamos al cuerpo de la noticia, podemos leer todo lo referente al daño causado a las cosas: vehículos dañados por el accidente, destrozos en la vía, en los inmuebles colindantes. Incluso los daños a las personas, con todos los detalles de los posibles damnificados y víctimas colaterales del vuelco del camión. Pero, oh sorpresa, ninguna información sobre el estado de salud del camionero, si ha recibido asistencia o no, salvo, eso sí, que haya fallecido.

Lo vemos a diario, de cada diez noticias de accidentes de tráfico al menos una tercera parte de los medios obvian ese dato. Total, los editores no consideran que el accidente laboral de un currito (y menos si uno de estos es un transportista) sea de interés para sus lectores. Como mucho, al final, la suma de todos ellos quedará para las estadísticas que publicarán, aunque no en su totalidad, no sea que alguien se escandalice y se exija a los empresarios una mayor protección y vigilancia de la salud de los trabajadores, ya que los patrones son los que ponen anuncios en sus medios de comunicación y mantienen el chiringuito.

El camionero visible

Titular, leemos: “Un camionero mata a una joven alemana”, “Camionero detenido por golpear y amenazar a su pareja”, ” Camionero se somete a cursos de reeducación sexual tras abusar de su asistenta”, “Un camionero mata a tiros a un joven de 20 años para vengarse del padre”, “Un camionero, acusado de abusar de una niña en Mazarrón”… y me pregunto yo ¿por qué vemos semejantes titulares señalando a profesionales de la carretera como autores de esto o lo otro? Incluso aunque fuesen responsables de semejantes tropelías, se ha de señalar que son CAMIONEROS. No, no son fontaneros, ni inspectores de hacienda, ni camareros, ni fontaneros, ni administradores de fincas. Son camioneros y eso ya es un hándicap e incluso una mancha social que se debe destacar y con ello alejar al apestado. Cosámosles una estrella de David en sus cazadoras, identifiquemos bien al colectivo para evitar tener que tratar con ellos.

Desde estas líneas reclamo a los escritores, editores, periodistas en general, más sensibilidad con estos profesionales que día a día se parten el cobre e incluso se dejan la vida para que podamos disfrutar de todos los bienes que una sociedad de consumo necesita mover y que, en el caso de España, el 85% se hacen por carretera.

Micro de Transporte News Radio

 

Xavi Navarro
Director de Transporte News Radio
www.transportenewsradio.com

La tortuosa ruta de los palets

Todos los días roban palets a los camioneros, sí, todos los días. Las redes sociales están repletas de vídeos y comentarios de los sufridos transportistas. De este tema se ha escrito mucho, sobre todo en las páginas de sucesos de los periódicos, pero en pocos artículos he llegado a ver recopilada la información que en este vengo a mostrar. Con estas líneas quisiera reivindicar una mayor protección a los camioneros y un mayor control y vigilancia policial a empresas de compraventa de palets e, incluso, un seguimiento de la trazabilidad y vida de los palets desde la Inspección de Transportes y de las autoridades sanitarias.

tortuosa ruta de los palets

✍ Artículo de opinión publicado en la sección “El Diván del Transporte” (reflexiones sobre el sector) de Diario de Transporte 26 de agosto 2018

El negocio de los palets

Los delincuentes que participan en actos de robo de palets, compraventa y posterior mercadeo, pueden incurrir en delitos de hurto, apropiación indebida, receptación, estafa y comercialización ilegítima. Sin embargo, nada les detiene ya que es todo un negocio lucrativo que, aunque ilegal, tiene su propio mercado negro. Ya en enero de este mismo año, en una operación policial en Ibi (Alicante) se recuperaron 4.102 palés de madera y 215 de plástico, valorados en más de 47.000 euros. Y en junio, en Albacete y cuenca, 5.090 palets, 5.000 de madera y 90 de plástico, valorados en 55.100 euros.

Los palets europeos son los mejores y más cotizados. Se pueden adquirir reciclados a partir de cuatro euros. En España se cuentan por cientos las empresas dedicadas a la compraventa de palets usados. Hay empresas de transporte que obligan a sus conductores a esperar la descarga de los palets para volver a llevarse la madera. Incluso hay empresas cargadoras que hacen todo lo posible por no devolver los palets cuando son de intercambio. Las empresas dedicadas al alquiler de palets de madera utilizados para el transporte y traslado de mercancías denuncian que no llegan de vuelta a sus domicilios fiscales, lo que les origina cuantiosas pérdidas económicas.

Camioneros que se enfrentan a los robos de palets

Los delincuentes aprovechan las operaciones de carga y descarga o bien las paradas de descanso de los conductores, para proceder a abrir los habitáculos de los vehículos en los que portan este material. Si un camionero logra que detengan al ladrón debe demostrar documentalmente que esos palets son de su propiedad, algo muy complicado. Además de enfrentarse, tras la pertinente denuncia, a horas improductivas en la comisaría o el juzgado.

Un tráiler puede llevar unos 33 palets en los portapalets. Cuando estos son robados se descuentan de la nómina del conductor asalariado, ya que las empresas de transporte funcionan así, o pueden repercutir en los beneficios del transportista autónomo. Llegando en ocasiones a perder cerca de 200 euros por robo.

En el año 2016 un camionero ucraniano falleció tras enfrentarse a los ladrones que se llevaban los palets de su camión. Ese mismo día cumplía 45 años y todo ello sucedió delante de su hijo que le acompañaba en el camión. Por ello, es recomendable no enfrentarse a los delincuentes, procurar grabar con el móvil, obtener fotografías o tomar datos de la matrícula del vehículo de los asaltantes y, por supuesto, telefonear inmediatamente a la policía.

Los palets pueden ser peligrosos para la salud e higiene de trabajadores y clientes

Los palets pueden ser vehículos de riesgo para la salud de toda la cadena logística e incluso para el cliente final. Astillas, clavos salientes oxidados, madera, cartón corrugado o fibra prensada contaminada por bacterias y parásitos o por los derrames de sustancias tóxicas (ya que se trata de material poroso). Normalmente no pasan ningún control fitosanitario, salvo en los transportes alimentarios y no siempre. En muchos almacenes se convierten en refugio de plagas. Contaminados por materiales fecales de pájaros, ratas e insectos, todos ellos portadores de microorganismos infecciosos. Los palets viajan en este mundo globalizado difundiendo microbios, hongos y bacterias por doquier. Pero creer que el palet de plástico es más higiénico es un error. Las ranuras y superficies ásperas de este material también pueden albergar microorganismos y son a menudo más difíciles de limpiar adecuadamente. Aun así, su mantenimiento es más sencillo y los tratamientos de limpieza dan mejores resultados que con los de madera.

La vida útil de un palet viene a estar condicionada por su uso. Por norma general, cuando necesita ser reparado y se le han de cambiar más de cinco piezas suele desecharse. Hasta tanto pueden viajar o almacenarse durante años y, en la mayor parte de las veces, sin una higiene adecuada.

¿Lagunas jurídicas en las que navegan las compraventas de palets usados?

Las compraventas de palets usados están sujetas al Reglamento 995/2010, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de octubre de 2010. En este reglamento se las considera como “Comerciantes” y por ello tienen la obligación de guardar y mostrar en caso necesario el registro de sus proveedores y clientes para garantizar la trazabilidad de los palets. Así mismo sus clientes también entran en la consideración de “Comerciantes” a efecto de esa ley, por lo que igualmente deberían garantizar el origen de sus embalajes de madera, pero a diferencia de las compraventas como empresas proveedoras de palets, una vez el palet ha sido utilizado para su uso normal, la exigencia de esta regulación desaparece. Este reglamento no se aplica para madera reciclada que ya ha sido distribuida anteriormente en el mercado interno.

Por todo ello, las autoridades han de tomarse muy en serio este tema, reunirse con los afectados y sus representantes, tomar cartas en el asunto y atajar este mercado negro en el que se pierden horas de trabajo, se expone la salud de todos los actores de la cadena de suministro y sus clientes, se pierden horas de descanso de los conductores e incluso hasta la vida si se opone algún tipo de resistencia en el asalto. No es algo que parezca preocupar demasiado a la sociedad, incluso si se avisa a los ciudadanos de los peligros de epidemias derivados de la falta de higiene de los palets. Pero sí es algo que se suma a la falta vocaciones para trabajar como conductor de camión, un añadido más a la necesidad de una mejora de condiciones económicas y de derechos laborales que estos reclaman con toda justicia.

Micro de Transporte News Radio

 

Xavi Navarro
Director de Transporte News Radio
www.transportenewsradio.com

Fomento como eje de compás de los conflictos en el transporte y más

Corría el año 1917 en Rusia, tras la abdicación del Zar durante la revolución de febrero, se formó un Gobierno provisional que consistió en una coalición entre políticos liberales y socialistas moderados, que trataron infructuosamente de resolver los graves problemas a los que se enfrentaba el país, a lo que se sumó la tensión con los nacionalistas ucranianos. Se llevó a cabo una amplia labor de reforma política, pero que no resolvió los problemas más importantes para la población.

El verano trajo la radicalización de la situación en Rusia: mientras la derecha tendía a buscar una figura autoritaria que impusiese orden, acabase con la crisis y retomase la guerra con vigor, la izquierda reclamaba cada vez con mayor insistencia la aplicación de profundas reformas políticas sociales y económicas. La falta de resultados de las acciones del Gobierno y el fracaso del intento de golpe de Estado de la derecha, debilitaron a ambos y reforzaron la posición de la izquierda, favorable a la toma del poder por los sóviets.

A mediados del otoño, la situación de crisis y la debilidad del Gobierno llevaron a los bolcheviques a tomar el poder a través de los sóviets. La Revolución de Octubre puso fin al periodo del Gobierno provisional y dio paso a uno nuevo bolchevique, el Sovnarkom o Sóviet de Comisarios del Pueblo, cuyo primer presidente fue Vladímir Lenin.

Como si la historia fuese a repetirse, encontramos paralelismos en la actualidad política española. En junio el zar Rajoy tuvo que abdicar tras la moción de censura de los socialistas en “coalición” con grupos políticos de la izquierda y liberales independentistas. Desde entonces “tratan de resolver los graves problemas a los que se enfrenta el país” desde una posición de Gobierno muy inestable. El verano trajo la radicalización de la situación, abriéndose el melón desde el sector del transporte: paro patronal del sector del taxi, huelgas en aerolíneas, huelgas en el sector ferroviario… y amenazas desde la gran patronal del sector de mercancías por carretera para un “comienzo de curso” en septiembre calentito, que se uniría al que prepara el taxi.

Fomento y los conflictos en el transporte

✍ Artículo de opinión publicado en la sección “El Diván del Transporte” (reflexiones sobre el sector) de Diario de Transporte 12 de agosto 2018

¿Se podría repetir la historia?

El Ministerio de Fomento tiene un papel muy importante en los futuros acontecimientos de este próximo otoño. Debe actuar ya no solo como “eje de compás” queriendo agradar a unos y otros, algo que practica mucho el grupo socialista, sino optar por soluciones que demanda el sector del transporte, tanto de mercancías como de viajeros. Ya ha escuchado lo suficiente para saber que decisiones tomar y no le debe temblar el pulso a la hora de actuar en consecuencia. El camino que lleva, de agradar a un hipotético electorado y mirarse en demasía el ombligo en las encuestas, le puede abocar a una tensión tal que ni el adelanto de las elecciones lo podría a solucionar. Debe ser valiente y afrontar el reto que le exige una sociedad, cuyo pilar laboral ha tocado fondo desde hace tiempo con los gobiernos neoliberales anteriores.

Póngase en marcha aquellas inspecciones de trabajo que le reclaman los sindicatos, faciliten todos los medios a su alcance. Recupérense los derechos laborales perdidos y fíjense horizontes donde no haya cabida para los especuladores. Déjense ya de cobijar los espúreos cálculos económicos de los cargadores y de las empresas de “economías colaborativas”, pónganse al lado de los gremios y asociaciones profesionales y decrétense leyes y normativas que amparen a los transportistas de mercancías y viajeros.

Decisiones cruciales

Escuchen la voz de los más afectados, del transporte de base, y reaccionen a ella cuanto antes o acabarán con un gobierno exiguo que los llevará a esas elecciones adelantadas que tanto temen y que, de seguro, no serán la solución al estallido social que se les viene encima. No servirán tan siquiera de parche, ya que la “revolución de octubre” está a puertas de ser una realidad. Las redes sociales son el altavoz de toda esa sociedad que los Gobiernos anteriores ha querido ahogar, esos “bolcheviques” de ahora que probablemente a ustedes les pueda parecer que no sufren las mismas condiciones de miseria del campesinado ruso de principios del siglo XX, o eso quieren creer. Sin embargo, la desesperación lleva al ser humano a tomar decisiones impensables, independientemente de la visión que le comuniquen “sus expertos”.

El “Sovnarkom” se acerca con las huelgas de septiembre en el sector del transporte y Fomento debe decantarse con claridad y “por escrito” al lado del sector, ser partícipe de sus justas reivindicaciones, olvidar el compás para trazar un futuro de escuadra y cartabón. La cuadratura del círculo está en los derechos de los trabajadores y en la organización empresarial basada en la justicia social.

Micro de Transporte News Radio

 

Xavi Navarro
Director de Transporte News Radio
www.transportenewsradio.com